4726550857_08cac0d5d3

Si, se necesitan donantes de leche, leche materna. Siempre hablamos de las cualidades positivas de la leche materna, pero pocas veces se habla o se sabe sobre sus beneficios en bebés prematuros para los que casi es imprescindible este alimento.

Los bancos de leche materna se establecen casi en todas las ciudades españolas, ser donante es muy fácil, y debería explicarse a todas las mamás de ese beneficio para la sociedad en general y para los niños en concreto. Dar de mamar a más de un niño, o tres, no es un imposible, dar lo sobrante o creer que por donar leche nuestro hijo va a pasar carencias es falso. La naturaleza nos ha dotado de la capacidad de tener partos múltiples y por ende el amamantamiento múltiple es una cualidad que también tenemos, a más demanda, más producción, ese es el truco.

Concretamente en el Banc de Llet Materna se necesitan más madres donantes. Hasta el mes de septiembre ascendía a 321 el número de donantes en toda Catalunya. El aumento de nacimientos de bebés prematuros que necesitan leche materna procedente del banco se ha incrementad

Los bancos de leche materna se establecen casi en todas las ciudades españolas, ser donante es muy fácil, y debería explicarse a todas las mamás de ese beneficio para la sociedad en general y para los niños en concreto. Dar de mamar a más de un niño, o tres, no es un imposible, dar lo sobrante o creer que por donar leche nuestro hijo va a pasar carencias es falso. La naturaleza nos ha dotado de la capacidad de tener partos múltiples y por ende el amamantamiento múltiple es una cualidad que también tenemos, a más demanda, más producción, ese es el truco.

o en el último año un 36%, pasando de 289 recién nacidos en el año 2013 a 361 hasta septiembre. Según informan desde el Banc de Llet Materna únicamente hay reservas de leche para una semana de consumo, una cantidad que pone en peligro el suministro de las unidades de neonatología de los hospitales catalanes.

En este sentido, desde que se creara el Banc de Llet Materna en el año 2011, el Hospital Sant Joan de Reus, miembro desde entonces, ha incrementado año tras año el número de madres donantes. Actualmente son trece las mujeres que donan leche, un 30% más que el año pasado, cuando fueron diez, por lo que el centro sanitario es de los equipamientos catalanes que consigue, año tras año, sumar más donantes. «A pesar de que la cifra de madres donantes ha aumentado en los últimos años, la situación del Banc de Llet es crítica porque suministramos más leche a bebés prematuros», explica Gemma Valeta, directora del Banc de Llet Materna.

Es necesario impulsar más campañas informativas para dar a conocer el funcionamiento del Banc de Llet Materna. «El objetivo es llegar a todos los profesionales que puedan estar en contacto con posibles madres donantes. En este sentido, ya trabajamos con los hospitales, a través de pediatras, neonatólogos, enfermeras de pediatría, etc., para que expliquen cómo funciona», afirma Gemma Valeta, quien añade que «mientras la donación de sangre se considera un acto de solidaridad, la donación de leche todavía tiene que recorrer este camino, ya que también ayuda a salvar vidas». 

Un hecho natural’

La leche materna contribuye al desarrollo de los recién nacidos de bajo peso (entre 800 y 1.500 gramos) que tienen un mayor riesgo de desarrollar una patología digestiva o intestinal. También se utiliza después de cirugías del aparato digestivo, ya que este tipo de leche resulta de más fácil digestión y facilita la recuperación intestinal. Su consumo disminuye las infecciones generalizadas graves y combate las necrosis intestinales, principal causa de muerte entre los recién nacidos.

Concretamente, la leche que se recoge en el Banc de Llet Materna, procedente de 15 centros sanitarios catalanes, entre ellos el de Reus, se usa en once UCIS de neonatología de los hospitales de la Vall d’Hebron, Sant Joan de Déu d’Esplugues, Sant Pau, Dexeus, Dr. Josep Trueta, Arnau de Vilanova, Hospital del Mar, Hospital de Barcelona, Joan XXIII, Germans Trias i Pujol y el Hospital General de Catalunya.

Natàlia Pocorull, vecina de Castellvell del Camp, es donante de leche materna. Después de tener a su segundo hijo, la tuvieron que ingresar en el hospital por un problema de salud. Pendiente de una operación por una apendicitis decidió extraerse leche, para poder seguir amamantando a su hijo. Finalmente no la operaron y regresó a su casa con todo el excedente. Pasado un tiempo supo de la existencia del Banc de Llet por casualidad. «Me enteré a través de las redes sociales de que existía la posibilidad de donar leche y pensé que era una acción muy bonita», afirma y añade que «es una labor que no me cuesta nada y con la que puedo ayudar a otros niños, además lo considero un hecho natural».

Natàlia se lamenta de que cuando tuvo a su primera hija, que ahora tiene seis años y que amamantó hasta los tres, no existiera el Banc de Llet. «Si hubiera existido y lo hubiera conocido seguro que también hubiera sido donante», afirma y añade que «si todas las madres que damos el pecho diéramos un poco de nuestra leche seguramente no sería necesaria la leche de fórmula».

Así que ya sabes, donar un poco a diario salva vidas y ayuda en la recuperación de los bebés prematuros. El contenido de un sólo biberón ya es mucho, inténtalo e infórmate sobre la existencia de un banco en tu localidad.

Datos de actividad de todos los bancos de leche españoles

Mayka

Anuncios