embarazada_coche

Si estás embarazada debes usar el cinturón de seguridad desde el principio hasta el final del embarazo. Es obligatorio por ley, pero además está demostrado que el cinturón de seguridad correctamente colocado reduce los riesgos tanto de la mujer embarazada como del feto en los numerosos desplazamiento durante el embarazo.

El cinturón de seguridad debe colocarse nada más subir al coche, antes de arrancar. Debe usarse en todos los asientos, tanto delanteros como traseros.

La banda superior o diagonal debe situarse sobre el hombro y el esternón, pasando entre los pechos y alejada del cuello. La banda diagonal tiene que quedar tensa y en contacto con el cuerpo.

En ningún caso debemos sujetar la banda superior con la mano para destensarla o bajarla por debajo del brazo para evitar incomodidades. Si la banda diagonal nos resulta molesta es porque no va bien colocada. Quizás necesitemos regular la altura del cinturón, opción disponible en la mayoría de los coches, así como adaptar la altura y posición del asiento y del respaldo. Hazlo antes de comenzar el viaje y si necesitas reajustarlo una vez iniciado el viaje, nunca lo hagas en marcha. Párate a regularlo tranquilamente y después reanuda el viaje.

La banda inferior o pélvica debe colocarse pegada a la cadera o pelvis, por debajo del vientre. Nunca sujetes la banda pélvica con la mano ni utilices pinzas o cualquier otro elemento para destensarla. Si la banda pélvica va correctamente colocada sobre la cadera no te molestará ni resultará peligrosa para el bebé.

Anuncios