Monica Bellucci fue madre a los 40 años
Monica Bellucci fue madre a los 40 años

La “maternidad tardía” es cuando una mujer es madre a partir de los 40 años. Cada vez ocurre más, por motivos económicos, de pareja, o porque sí. Durante esta última década se ha ido marcando con mayor notoriedad y cada vez son más las mujeres que deciden posponer tanto la maternidad. Es nocivo esperar tanto tiempo, pero la mayor independencia de la mujer ha ido estableciendo prioridades distintas a las naturales, como es la de tener hijos. El priorizar sus profesiones, vocaciones y trabajos, hacer carrera dentro de una empresa, o dedicarse tiempo a ellas, para disfrutar, viajar y ocuparse sólo de sus intereses es lo que la mujer inmersa en el capitalismo establece como lo 1º en sus vidas.
Pero los años pasan, y la naturaleza manda. Llega la edad en la que o lo haces o se acabó, aprender a dejar el egoísmo a un lado y pasar a darse para toda la vida a alguien, ocuparse tiempo completo de esa personita que llega a nuestras vidas (sobre todo durante el primer año de vida).

Esperar tanto tiene muchos inconvenientes, uno de ellos es tener que recurrir, por edad, al uso de las diferentes técnicas de fertilización asistida, que ahora incluyen la congelación de óvulos y la ovodonación. A pesar de ello, tener un primer hijo luego de los 35 años no siempre resulta sencillo porque la fertilidad disminuye notablemente con el paso del tiempo y la calidad de los óvulos decae drásticamente a partir de los 35 – 36 años. Hay que destacar que el máximo de fertilidad de una mujer se alcanza a los 25 años y es la mejor edad para ser madre.

Luego de los 35 – 38 años, a muchas mujeres no les queda otra opción que recurrir a tratamientos de fertilización pero los mismos son invasivos y costosos. Aunque se logre un embarazo, las energías de una mujer de 25 – 28 años no es la misma que la de una mujer de 40, aunque se haya extendido la expectativa de vida y la calidad de la misma. El proceso de embarazo también es más riesgoso, si la mamá tiene más de 38 años, máxime si es primeriza.

Las madres tardías que son primerizas tienen mayores complicaciones en el embarazo que aquellas que, por ejemplo, ya han tenido al menos un hijo antes, o las que irían por un tercer o cuarto embarazo y los anteriores han sido sin inconvenientes. El problema es que la mujer de 40 años puede tener más problemas de presión, preclampsia y diabetes gestacional. Pero, por otro lado, la mujer que busca ser madre después de los 40 se cuida más, hace actividad física, tiene el peso adecuado, come sano.

embarazo tardio
Las mujeres mayores tienen dos problemas: primero lograr el embarazo y luego no perderlo.
A partir de la 9 semana, puedes tranquilizarte un poco, ya que el 15 o el 20% de los embarazos se detiene en los primeros dos meses. Además, también hay más riesgos relacionados con el futuro del hijo, que no siempre se notan en el nacimiento. El autismo, por ejemplo. El síndrome de Down está también relacionado con la mayor edad de los padres. Con la donación de óvulos, una mujer de 55 e incluso 60 años, puede quedar embarazada, algo que considero aberrante. ¿Qué sucederá con la crianza de este chico?, si los padres son tan mayores, los más probable es que sienta que tiene “abuelos” y no papás y que, por una cuestión lógica, se quede sin ellos en temprana edad. Hay un cálculo que se hace: sumar la edad de la pareja. Si no pasa de los 100 años, es aceptable.

No todo es malo:
A favor de ser madre en forma tardía podemos nombrar aspectos que tienen que ver más con lo psicológico que con lo físico. Existen muchas mujeres que tienen 40 años y que son más activas que otras de 30 años. Al ser un embarazo tan programado, lo más seguro es que la futura madre tenga una mayor estabilidad emocional y económica que aquella que tuvo un embarazo a los 25 años. Yo que fui madre a los 21 y a los 40, puedo afirmar que la maternidad es más consciente, sabes a lo que te enfrentas, la seguridad a la hora de manejar a el hijo, de enfrentar las rabietas o noches en vela, son mucho mayores. La parte mala es que te cansas más, lógicamente. En definitiva, la decisión de ser mamá joven o no tanto depende de cada una y de cada pareja, es una decisión muy íntima y privada y cada mujer evaluará cuando lo desea y cuál es la mejor de las opciones.

Añadiré que según un reciente estudio de Harvard, las mujeres que tienen hijos después de los 40 años viven más años. Como comprobaron los científicos, estadísticas de mujeres nacidas en 1896 revelaban que, entre las que llegaron a cumplir 100 años, ¡había 4 veces más casos de maternidad después de los 40 años que entre las mujeres que no llegaron al siglo! En España, hoy se dan unos 12.000 nacimientos al año en ese grupo de edad… y el porcentaje de madres añosas sigue aumentando. “Hay que ser optimista y valiente para tener un hijo a esa edad, pero cuando una mujer de 40 años se decide, suele ser una madre dedicada y concienciada. Es cierto que, biológicamente, es mejor tener hijos en la década de los 20 años, pero emocionalmente, los 40 años pueden ser un factor altamente positivo.” Afirma la Dra. Hernández jefe de sección del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital San Millán-San Pedro de Logroño y miembro de la Sociedad Española de Fertilidad.

Mayka

Anuncios