LA MENTE ABSORBENTE DEL NIÑO

de MARÍA MONTESSORI

María Montessori se adentra aquí en el misterio del periodo embrionario, durante el cual se organiza la mente. Parte de proposiciones de la biología acerca del desarrollo embrionario del niño, de la ley natural que lo predispone a un comportamiento libre, y del misterio de la gestación espiritual de la criatura humana.

Al nacer existe en el niño la potencialidad de crear su mente, y es a través de la interacción con su ambiente que llegará a comprenderse y a descubrir su lugar en el universo. En estas líneas se definen los rasgos, los límites y las insospechables posibilidades de la primera forma de la mente del niño: LA MENTE ABSORBENTE que recibe y retiene todo, que se nutre de todo sin esfuerzo, por adhesión instintiva, pero que tiene tanta necesidad de alimentos para desarrollarse como el cuerpo tiene necesidad de alimentos materiales.

Ha sido un logro de la doctora Montessori haber creado las condiciones que permiten a los niños manifestar su progreso natural. Les dio un ambiente apropiado, material científicamente diseñado y libertad guiada para que pudieran actuar de acuerdo con sus necesidades internas, ritmo y tiempo, y los resultados mostraron características que por lo general no se atribuían a los niños.

Páginas llenas de generoso amor que anuncian alegrías ignoradas a padres y educadores; una llamada apasionada a una sociedad que pisotea los tesoros humanos e ignora con gran culpa los ritmos lentos de la creación de los seres.

Anuncios