lactancia informadaSomos mamíferos, aunque haya quien se permita la desfachatez de negarlo amparada por grades índices de audiencia y ninguna información o formación. La información es poder, lo habrás leído u oído antes, y lo es en todos los aspectos de la vida.
Desde que la educación se ha vuelto algo a lo que todos deberíamos tener acceso, muchas son las trabas que se han puesto para que no lleguemos a ella de forma encubierta ¿qué tiene esto que ver con la lactancia? Mucho.
A las grandes empresas no les interesa que tu lactancia natural sea plena.
A las empresas productoras de leches artificiales, y todo artilugio que pertenezca a este mundo (biberones, tetinas, esterilizadores, chupetes, aguas minerales, calienta biberones, guarda biberones, termos…etc), y por supuesto a las empresas a las que les interesa una mamá que cumpla más como trabajadora en su empresa, que como madre, a pesar de que nuestras bajas o tiempos de lactancia estén pagados por la Seguridad Social, así que realmente no les supone pérdida alguna, no les interesa que des el pecho.
El tiempo que las empresas tienen obligación para darnos en el periodo de lactancia es de risa y un insulto. Como mucho podemos aspirar a extraernos la leche, pero nadie puede usar esos tiempos para ir a su casa dar el pecho y volver. La lactancia requiere paciencia, paz, disfrute, sosiego, es un tiempo entre madre e hijo, algo maravilloso, que no se hace deprisa y corriendo y casi por obligación. Nuestro hijo no puede ser víctima de ese estrés. Pero aquí estamos, esperando que sindicatos, partidos o feministas (de las de verdad) exijan ampliar esos tiempos o las bajas por maternidad y al menos se acerquen a las recomendaciones de la OMS.

Medios

Los medios de difusión masivos son las vías por las que el gobierno, que obedece a lo que dictan las grandes empresas, se vale para lavarnos el cerebro, nos dicen subliminalmente por dónde debemos ir, y qué debemos hacer y sentir.
¿Cuándo has visto un anuncio por parte del Ministerio de Sanidad promoviendo la lactancia materna? Yo no lo he visto jamás, máxime un cartel en la sala de espera del pediatra, no en la del tocólogo…Cuando es algo que nos deben explicar antes de dar a luz.
No importa que la lactancia natural suponga un ahorro en medicamentos, porque no es prioridad la salud de los ciudadanos. La industria farmacéutica tiene igual peso que la misma banca, creo que así lo entenderás mejor. Estas empresas también subvencionan partidos y campañas electorales. Sí, es algo que no suele saberse. Los sobrecitos de papillas, y leches que regalan en los maletines que nos dan al dar a luz, ya nos avisan de que fracasaremos. Ya han inculcado eso de que con el biberón crecen más gorditos y “lustrosos”. Un bebé gordito, es un adulto gordito… ¿eso es garantizarles lo mejor? No son nuestros hijos, no son cosas, son fruto del deseo de traer otra vida al mundo, pero es otra vida, y una responsabilidad, al margen de que sea nuestra felicidad darles lo mejor desde el 1º momento. Igual que cuidas lo que comes en el embarazo, cuida de darle lo mejor una vez nacido, y por supuesto, aliméntate como si estuvieras embarazada porque sigues dándole de comer.
No hay anuncios fomentando la lactancia tampoco en periódicos, ni en radios. La leche materna no se paga, por lo tanto no interesa fomentarla. Ni siquiera hay anuncios en las revistas infantiles o maternales ¿por qué? Porque esas revistas no son más que sustentadas por la industria que mueve la maternidad al servicio del capitalismo. La teta no paga, no produce beneficios más allá de la salud de nuestro hijo y la propia. Por ello no les interesa que estés INFORMADA.
Así que, cada vez que veas anuncios de leches de fórmula, recuerda que la tuya ni se compra, ni se vende, porque es la mejor. Y que la INFORMACIÓN es tu poder, en esto y en todo.

La lactancia materna empieza en el parto

La información sobre la lactancia debería ser el eje de las clases pre parto, pero apenas le dedican una clase.
La figura de la doula, muy difamada por intereses también de las grandes empresas, ya que promueven la lactancia natural, los partos respetados, y se evitan lo quirúrgico e industrial, sería un apoyo que aseguraría el éxito de la lactancia. La matrona, desde luego viéndonos a los 15 días de haber dado a luz, o cuando la masificación de la salud pública se lo permite, no es quien nos pueda asegurar e informar con la paciencia debida sobre la lactancia. Al margen que igualmente tiende a empujarnos a la lactancia artificial, sobre todo si es más de un bebé, gemelos, lo sé por experiencia. Con el cuento de que pobre no vas a poder, y que cara de cansancio etc etc, y como si estuvieran preocupadas por ti, te dicen: no puedes. ¿Cuándo aprenderán de que nosotras podemos con lo que nos echen? Siempre ha sido así, somos las fuertes digan lo que digan.
Los círculos familiares cada vez están más lejanos, no tenemos a alguien cercano que nos aconseje. La generación de la que venimos ya es la que empezó a dar biberones a consecuencia de las campañas masivas pro lactancia artificial, apoyado por un feminismo mal entendido o engañado por la autonomía materna que vendían los anuncios gracias a los de leches industriales. Sobre esto ya hablamos más adelante.
Algo básico es aprender que la lactancia empieza en nuestro parto.
Nada más nacer nuestro pequeño, se enfrenta al frío, a un ambiente desconocido, al miedo, a dejar de oír el corazón de mami, y al hambre…Así que debemos exigir que nos dejen tenerlo sobre nuestro pecho desnudo en cuanto sea posible, si todo es correcto nada más salir. El contacto piel con piel es básico, incluso si tienes una cesárea debes pedirlo, puedes pedirlo y disfrutarlo si te ponen la epidural. No temas, no sientes nada, y la ansiedad por ver a tu hijo te evita pensar en nada más, no temas a una cesárea con epidural si te toca, ni creas que si sufres una cesárea no podrás dar el pecho, es falso. En cuanto esté sobre ti acércale a tu pecho, tu hijo te olerá enseguida, y su reflejo de succión e instinto de ¡mamífero! actuará. Ponerle al pecho nada más nacer es muy importante, para los dos.
Asegúrate de que no le den a tu hijo biberón de ningún tipo, tu pecho y nada más. Si ocurre cualquier circunstancia anómala explica siempre que tu intención es la lactancia materna exclusiva, es tu derecho, y ten a mano teléfonos para consultar.

Información

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la mejor manera de alimentar a un bebé es con la leche materna, en exclusiva, hasta los seis meses y con alimentación complementaria hasta los dos años.
Al ser mamíferas, estamos naturalmente preparadas para dar de mamar, lo no natural es no poder hacerlo. Pero ¿Por qué tantas mujeres dicen querer dar el pecho y no lo consiguen?
Hay infinidad de mitos, y sobre todo, intencionalmente, han sembrado la duda sobre el poder de la maternidad en nosotras, el contro,que la madre y sólo la madre tiene.
Hay muchas dudas, o problemas que surgen durante la lactancia, algo que siempre ha pasado y que se ha solventado ¿por qué ahora no vamos a poder? ¿Somos más dueñas de nuestra naturaleza o menos?
Cuando surge un problema, tener cerca, a una doula, a la que localizar en cualquier momento es asegurar al 100% la lactancia natural, salvo que existiera una razón física de peso que lo impida claro, ella te lo dirá. También, si no tenemos acceso a la doula, podemos recurrir a la matrona. Podemos consultar a la Liga de la Leche de nuestra zona, a una asesora de lactancia, también hay grupos en redes sociales (asegúrate de que sean fiables), en nuestra plataforma Lactancia Informada. No te dejes guiar por cualquiera ¿Dejarías a tu hijo en brazos de desconocidos?
Dónde informarte, debes buscarlo antes de dar a luz, incluso yo diría que a partir de los 7 meses de gestación. Algunos partos se adelantan. Igual que se tiene preparada la canastilla, es decir, lo material que sustentará a nuestro pequeño ¿por qué no asegurarles lo más importante tras darle a luz? Asegurarle una lactancia natural es asegurarles la salud, el vínculo emocional saludable para ambos y un sinfín de cosas positivas que iremos relatando, pero para poderles asegurar lo mejor debemos tener una lactancia informada. Nuestra plataforma #LactanciaInformada, está constantemente informando, hay personas especializadas en ello y que te ayudaran o remitirán donde mejor puedan hacerlo para tener una lactancia con éxito.
Desde aquí seguiremos intentando darte el poder y el control de tu naturaleza. Queremos devolverte tu instinto mamífero porque somos naturalmente libres, y no precisamos de artificios. Nadie se va a lucrar a costa de la salud de nuestros hijos, sobre todo porque estemos mal informadas. Y recuerda, la teta no es esclavitud, ni te ata a tu hijo. Si te sientes feminista, no hay nada que te haga más mujer y dueña de tu cuerpo que disfrutar del poder de amamantar a tus crías, no depender de nada, sólo tú y tu hijo, nada ni nadie más. ¿Por qué crees que se persigue la lactancia materna en público? No tiene lógica salvo que te preguntes si es que no interesa que se normalice, si es que se ha cosificado tanto nuestro cuerpo que dar el pecho se ha vuelto también algo sexual ¿vamos a sucumbir? Yo no, nosotras ¡no!
La teta es poder, y es nuestro, de nuestros hijos, naturalmente.

(Seguiremos informando y desarrollando sobre temas o cosas concretas mencionadas en este artículo)

Mayka Martín

Anuncios