maltrato infantilEl máximo organismo de defensa de los derechos humanos de Europa, a condenado a Francia por no haber prohibido explícitamente los castigos corporales a los niños en su legislación. Según el Consejo de Europa, las leyes francesas “no son lo suficientemente claras, y específicas” y van en contra de la Carta Europea de los Derechos Sociales.

En Francia se prohíbe la violencia contra los niños, pero reconoce el “derecho a corregir” de los padres. ¿Pero dar una bofetada no es violencia? Si damos una bofetada a una mujer, lo es, pero al parecer, si se la damos a un niño, no. ¿Antropocentrismo de género? Yo afirmaría que sí. Si analizo la forma de reaccionar de la población ante una bofetada a una mujer, y el admitir lo mismo como algo correctivo o educativo en un niño.

Todo esto es fruto de la concienzuda forma de lavar la mente de los medios de información masivos y de los grupos de presión feministas. Nadie se ha echado las manos a la cabeza de forma alarmante porque Francia permita esto, apenas unos minutos de un telediario. Muy diferente hubiera sido de ser a la mujer de forma genérica. Y es que está claro que los menores no votan, no hay que ganárselos, no son militantes de partidos, ni de grupos de presión, llamados lobbies. Esto demuestra que siguen siendo una suerte de propiedad, por supuesto, un símil o forma de esclavitud.

Pero esto no es cosa de la educación a la francesa…Bélgica, Italia, República Checa, Eslovenia e Irlanda, contemplan en su legislación este tipo de “correctivos” y para evitar ser denunciados por el Tribunal Europeo de Derecho Humanos deberán cambiar sus leyes antes de mayo, no por convicción.

“Hay un consenso amplio a nivel europeo e internacional sobre los organismos de derechos humanos que el castigo corporal de los niños debería ser expresado y ampliamente prohibido por ley”, indica el Consejo de Europa de los Derechos Sociales.

Lo vergonzoso es que, la sociedad francesa, afirma haber recibido castigos corporales de sus padres y los han puesto en práctica, así mismo se muestran contrarios a este tipo de prohibiciones. Las asociaciones de médicos y pediatras están a favor del dictamen europeo:

“Es una gran victoria y saludo el valor del Consejo de Europa. Se tiene que inscribir en el código civil. El castigo corporal no es un gesto educativo, no ayuda a la educación de los niños”, le dijo la pediatra francesa Edwige

“Todos los trabajos, los estudios de psicología y pediatría muestran que el levantar la mano tiene efectos devastadores en la autoestima, en la capacidad cognitiva”, afirma la doctora francesa que cree que se deben abolir todos los castigos corporales, incluso los tirones de orejas.

El 80% de los franceses está en contra de la prohibición de esos leves castigos corporales ya que, a su juicio, minan la autoridad de los padres. ¿Necesitamos los padres ejercer la violencia sobre nuestros hijos para obtener respeto? Como madre afirmo que no.

¿Necesita todo organismo o persona que desea ser respetada ejercer la violencia? Si afirmamos deberemos admitir cualquier forma represiva de cualquiera con la excusa de que debe ser respetado. Del estado, de nuestro jefe, de nuestra esposa o esposo… ¿de nuestros propios hijos cuando sean mayores de edad? Esa es la lección que se ofrece.

En Reino Unido, las encuestas han mostrado un amplio apoyo al “derecho” de usar castigos corporales leves contra los hijos. ¿Quién juzga lo que es o no leve? ¿Y la fuerza con la que la violencia leve se ejerce? No es lo mismo una bofetada de alguien de 50k que la de otro de 100k…

En total, 27 de los 47 estados miembros del Consejo de Europa han prohibido explícitamente los castigos corporales contra los menores que siguen siendo permitidos en los otros 20 países.

Suecia fue el primero en prohibirlo en 1979, menos de 40 países han incorporado penas explícitas al uso de la violencia corporal de padres y educadores contra los niños, ocho de ellos de Iberoamérica.
Venezuela, Costa Rica y Uruguay fueron los pioneros al prohibir estas prácticas en todos los ámbitos -tanto en la escuela como en el hogar- entre 2007 y 2009.
Brasil, Bolivia, Honduras y Nicaragua lo incluyeron en los últimos años en sus códigos y Argentina aprobó en 2014 una ley al respecto que entrará en vigor en 2016.

Nadine Perraut, asesora regional de Protección de Unicef, afirma que la “situación más alarmante y dramática” se produce en el Caribe donde algunos países no sólo no prohíben la violencia corporal sino que la legitiman en escuelas o en el hogar. Ese es el caso de Guyana, Jamaica o Barbados.
Según las convenciones internacionales de la niñez, el hogar es donde los niños tienen que sentirse más protegidos, si les aleccionamos con el que en casa es dónde se te ofrece violencia para que obedezcas, ellos la ejercerán en la calle para ser respetados.

“Si el niño tiene miedo en el seno de la familia, la posibilidad de que sea expuesto a violencia fuera de la familia es más alta”, sostiene la asesora de Unicef.

La violencia física suele ir acompañada de violencia verbal y emocional, no se suele azotar sin gritar porque normalmente es una pérdida del control emocional del adulto, es decir, una debilidad realmente. Así queda demostrado que el adulto no merece el respeto que reclama, pues no es ejemplo de algo respetable y que de la seguridad que debe dar. Esto supone además un gran impacto negativo en el desarrollo cognitivo del niño.

La violencia es una opción de defensa, no un medio de educación. El amor es la mayor fuerza de este mundo, con él todo es inolvidable de forma positiva, con él es posible moldear la roca más dura. Siempre se ha ofrecido el castigo corporal dirán muchos, y yo afirmaré que así nos ha ido a lo largo de la historia, creo que ya es hora de cambiar.

Mayka Martín

Anuncios