dar TETAFragmento, leer al completo en:

LACTANCIA EN LIBERTAD

Una hora en la cola del Caixa Forum
Llegamos y una hora de cola, ¡que se le va a hacer! Así que tocaba esperar y hacer cola al aire libre (con lluvia incluida) durante una hora. Claro, después de tan buena publicidad,

cualquiera le decía a Jan que mejor nos íbamos, que entre la lluvia y el frío volveríamos a casa con algún virus amigo más. Total, que yo como pude hice malabares para entretener a Jan y a Guim durante una hora mientras mi señor marido hacia cola en zig-zag durante una hora en un espacio de menos de 4 metros de ancho al aire libre (muy bien organizado, teniendo en cuenta que el 80% de los visitante llevábamos cochecito, modo sarcasmo “ON”). Pasada la hora, y como si llegáramos de la guerra, entramos. Jan y Guim estaban un poco cansados, Guim sobre todo. Con lo que a los pocos minutos de entrar, me pedía tetita, como dice él. Tenía una mezcla de sueño, cansancio, agobio entre tanta multitud y pensé, ningún problema, le doy un poco de pecho mientras mi marido y Jan disfrutan de la exposición, Guim se calmará, con suerte hasta se duerme un rato, y mi marido y yo podremos seguir disfrutando de la exposición con Jan. Un plan perfecto!

“Eso” no se puede hacer aquí
Pues no lo debió ser tanto para una señorita de la exposición, que solo verme acomodarme en unas sillas que había plegadas, y disponibles para sentarse el público, y empezar a amamantar a Guim, vino rauda y veloz a decirme que ESO no se podía hacer allí, que no era lugar. Que por favor, me dirigiera a los baños o cafetería (fuera de la exposición y en la planta de abajo) a seguir con ESO.

Mi cara de horror y sorpresa fue para grabarla, me quedé en blanco, nunca me había planteado que eso pudiera pasar, nadie me miraba, yo tapaba a mi hijo con un fular, ¿que había de malo?

Anuncios