ataque a la mujer del ABCHay quien aún no está en este siglo, y sigue esperando que actuemos como en la época en la que hombres y mujeres, debíamos tolerar lo intolerable por no romper la unidad familiar. Para algunos la familia sigue siendo el estamento que la santa madre iglesia impone, despreciando, criminalizando y lanzando dardos a los que, por desgracia, nos hemos visto obligados a romper la pareja o enfrentamos la maternidad o paternidad en solitario.
Me refiero al artículo publicado en el panfleto derechista casposo ABC. En dicho pedestal adoctrinador de la derecha española han publicado un artículo que en primera instancia tenía dicho título:

“La culpa de que el hombre no se implique en las tareas del hogar ni en el cuidado de los hijos es de la mujer”

Se quedaron tan anchos, pero para esta publicación es normal, y positivo, criminalizar a la mujer de todo, son unos machistas de tomo y lomo. Nosotras con delantal y sirviendo la mesa, al margen del paritorio, es donde mejor estamos.
Luego, tras el revuelo, cambiaron el título:

El gran reto de la mujer hoy “ubicarse en el papel de educador de los hijos”

Y también se quedaron tan anchos.
Habría que decirles a estos ultraderechistas acomplejados, que las mujeres hace mucho que dejamos de ser floreros a los que hay que colocar aquí o allí según guste más al dueño. También que la esclavitud es un delito, y que las únicas cadenas que se le pueden poner a una mujer son las que ella desee ponerse como adorno…Ni tenemos dueño, ni somos jarrones.
Defiendo mi papel de madre porque yo lo he decidido y siento esa necesidad, por ello no soy machista como me califican las feministas. Entiendo que hoy en día la maternidad, tal y como yo la entiendo corre un serio peligro, igual que el derecho femenino de disfrutarla plenamente, pero de ahí a decirme que yo debo estar sólo educando, que mi papel es de “educador…”. Bueno, seré lo que me dé la gana ser ¿no? ¿O me van a atar a la pata de la mesa con el niño también atado a la otra? Y si me he tirado 5 años de mi vida estudiando ¿debo olvidar mi vocación profesional por obligación? Perdón…¿Franco a muerto y sigo en otro siglo o me teletransportaron? Tampoco soy feminista, yo los corrales los dejo para los gallos y las gallinas, y tampoco me gustan porque soy vegana…

Tanto padre como madre educamos, y siempre dentro del amor, el sano ejemplo, la armonía como pareja, como amigos y compañeros.
Tras esos maravillosos titulares del panfleto ABC, se publican los datos de un estudio realizado por The Family Wach: “La importancia de la figura paterna en la educación de los hijos: estabilidad familiar y desarrollo social” elaborado por María Calvo Charro, profesora titular de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III.

Ella segura que
“…los hombres no se involucran en los cuidados y las tareas del hogar porque las madres no se lo permiten.”

Esta señora, especializada en Derecho, no es psicología, y basa su estudio en un análisis realizado en la población de EEUU. También afirmar que, niños y niñas, no quieren colaborar en casa, no es cosa sólo de machos oiga…Si yo pudiera delegar tampoco fregaba, ¡mira por donde!

Es una defensora de los centros divididos por sexos, que, y según ella, en su totalidad están ligados a la Iglesia católica. María Calvo Charro, es también autora del libro “Los niños con los niños, las niñas con las niñas” (Editorial Almuzara).
Las principales organizaciones que manejan colegios diferenciados son el Opus Dei y Fomento Centros de Enseñanza, una organización muy cercana a dicha prelatura que maneja actualmente 35 escuelas, de las cuales, 14 tienen concierto y el resto son privadas. Creo que con este dato ya podemos ir conociendo los tintes evangelizadores u burgueses de esta señora, repito, experta en Derecho Administrativo…

Una mujer que en sus artículos pone como ejemplos a seguir la administración Bush o la de los Clinton(1), no puede tener un criterio positivo sobre la infancia, si contamos los muertos gracias a las guerras económicas emprendidas a manos de esos gobiernos, que aun sangran por cierto…
Cuando el Opus Dei(2) recomienda la lectura de sus libros, también podemos saber qué tipo de cosa es únicamente “la familia” para ella.

Afirma que “El gran énfasis que durante años se ha puesto en conseguir en la emancipación de la mujer ha provocado un fenómeno colateral con el que nadie contaba: un oscurecimiento de los masculino, cierta indiferencia, cuando no desprecio, hacia los varones y una inevitable relegación de éstos a un segundo plano.”

La emancipación femenina no ha oscurecido nada, ha sido una suerte de feminismo en concreto, también casposo y tan ultra como la derecha, que ha relegado al hombre dos pasos por detrás de la mujer en algunos aspectos, no todos.
Tal vez esta señora, que debe agradecer a las feministas que haya podido ejercer su carrera, y que no sé qué hace que no ejerce su función educadora como mujer en casita…y que se dedica a dar charlas y escribir libros que producen el gustazo del machismo ablacionista, sólo desee explotar una cantera económica, el negocio vamos. Tal vez desee entrar en política, no sería la primera que escala puestos en partidos casposos con este tipo de discursos y que desde luego no debe tener más aspiración en la vida que la de segundona o felpudo.

El estudio del que aporta datos, realizado por The Family Watch, que consideran familia sólo la de pareja e hijos, nada de monoparentales, esas no son familias y que afirma en sus artículos que debemos evitar los divorcios, esperemos que no sea como en el siglo pasado que debías tragar si o si con lo que te tocaba, fueras hombres o mujer, con la desventaja femenina claro… Sólo viene a reforzar el discurso de la santa madre iglesia sobre la familia, lo que es la familia y que divorciarte es pecado mortal. Con las afirmaciones de esta santa señora, tan sólo se extiende la quema a los hijos fruto de los divorcios o madres solteras. ¿Qué culpa tienen los niños?

Según el estudio que abandera María Calvo Charro, repito, realizado en los EEUU, y que ella es defensora de la actuación de las administraciones conservadoras y católicas de dicho país, los hijos de los impuros matrimonios sin padre (nada dice de sin madre) están condenados a ser dementes, delincuentes, enfermos, y otras tantas desgracias sociales y familiares más, lo expreso de forma resumida y con mis palabras.
¿Todo hay que tragarlo con tal de dar padre y madre a un niño?
¿Admitimos a los maltratadores de cualquier sexo?
¿Admitimos borracheras?
¿Drogas?
¿Palizas y abusos al menor?
¿Desentendimiento de los deberes familiares?
¿No es preferible antes de que un niño crezca en ambientes de ese tipo, que la parte que falle, padre o madre, sea anulada?

Un niño no necesita un padre a toda costa, o que tu tengas que soportar un calvario para que tu hijo no acabe preso o en un psiquiátrico. Un niño necesita amor, amor entre sus padres, que si no existe, deberá ser sólo del que sea una buena influencia, sea hombre o mujer. ¿Hablamos de los hijos de maltratadores que reproducen la conducta del maltratador? Eso sí tenían figura paterna…

Mi padre es uno de mis iconos, por fortuna no me ha faltado ni fallado. Ama y respeta a mi madre, y a nosotros sus hijos, adora a sus nietos, a todos por igual, es honrado y trabajador, pero todos los padres no son así. A veces eliges mal, seas hombre o mujer. A veces es el otro el que te deja, a veces si sigues aguantando acabarás dejando huérfano de madre a tus hijos por ese estúpido dogma de que “hay que aguantar por los hijos” ¿Cuántas no pueden contarlo hoy? ¿Cuantos hoy callan y aguantan porque no les roben todo? Aunque esta señora olvide hablar de ello…¿O es que la mujer no cuenta? ¿Y el hombre que aguante?

Un hombre que colabora en casa no es ni afeminado ni una “mamá-bis”, es un padre amoroso, respetuoso, es un Hombre sin complejos ni fajas franquistas, ni hipocresías americanizadas o eclesiásticas. Un papá que cría con apego y que trata con el mismo apego a su pareja.

Un padre a toda costa no nos vale, cualquier cosa como padre no es digna de ser titulada como tal. No admitimos pulpo como animal de compañía…No pedimos que el hombre sea mujer, queremos que sean hombres con apego, tal y como nosotras estamos retomando nuestro apego en la crianza robado por la carencia de conciliación real laboral y familiar, y la nula defensa de los derechos maternales en el terreno sindical.

Mamá es imprescindible, papá también, si no, no haríamos falta ambos para traerlos al mundo. Lo que garantiza que la unidad familiar de un correcto desarrollo al niño, no es que no se rompa ¡líbreme Dios! es que ésta esté basada en el amor, respeto, solidaridad, compañerismo…que padre y madre eduquen, porque la función educadora no es sólo de la madre ¡no nos deis toda la responsabilidad! Que luego sale mal y nos echáis toda la culpa…

No creo que vea el día en el que la iglesia, la caspa, y la ultra de derecha e izquierda dejen vivir en paz a los que entendemos sólo de justicia, pero sueño con que mis hijos, varones y hembras, sí que vean un poco…

Asegura una buena educación, unos valores positivos, mucho amor y confianza en sí mismo, no cerques a tu hijo en un redil como hacen con los borregos…

Mayka Martín

1. http://www.nuevarevista.net/articulos/el-derecho-una-educacion-diferenciada
2. http://www.opusdei.es/es-es/article/libros-para-aprender-a-educar-en-la-familia/
Más de sus voceros ultracatólicos: http://www.iustitiae.tomas-moro.org/educacion/articulos-de-educacion
Más artículos sobre la señora: http://www.conoze.com/?accion=autor&autor=Mar%EDa+Calvo+Charro

Artículo del ABC: http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20150324/abci-lasmujeres-nodejan-padres-201503241346.html

Anuncios