¿Quién necesita artilugios teniendo un buen charco?

Todos recordaremos que de pequeños nos encantaba que lloviese, y así saltar en los charcos de agua. Recuerdo mis botas de agua, que usé poco porque nací en el sur de España. La lluvia se ve poco por allí, y es aún más fiesta. Lo que más me gustaba, era ponerme hasta arriba de barro, luego me esperaba en casa la bronca…pero eso ha cambiado. Ahora no hay bronca, en mi casa no, porque sé que es parte de su desarrollo, que es muy divertido, que les hace amar aún más el medio en el que vivimos.

¿Que luego hay que lavar? ¿Y? si me dicen que tengo que poner 50 lavadoras para arrancarles a mis hijos, y a mí misma, estas sonrisas, sin duda que las pondría. En cambio hacer esto me costó poner una sola lavadora…y me reí de lo lindo, NOS reímos.

Dejadles disfrutar, los niños no son adornos, son seres que se están desarrollando, que lo hagan con plenitud, no con corsés.
Mayka
#Retopequesynaturaleza

Anuncios