juguetes no sexistasLa empresa Toy Planet publicó un catálogo navideño en el que los niños empujan carritos y las niñas juegan con camiones, algo sin duda poco común,

y nunca visto en catálogos de juguetes.
“Fue una apuesta convencida y creo que hemos acertado”, afirma Ignacio Gaspar, director general de la cadena de jugueterías Toy Planet
Por fín una empresa ha decidido romper con los estereotipos y mostrar a niños con carritos y con cocinitas, y a niñas empujando camiones y subidas a motos. Y es que hay chicas a las que les encantan las motos, y niños que son padrazos o excelentes cocineros…Poner siempre a unos o a otros como si hubiera tareas asignadas es erróneo a nuestro parecer. Los niños deben decidir con qué desean jugar, si siempre ven a una niña con las cocinitas, sentirán incluso miedo de querer pedir ese juguete, y no hace falta decir que los mejores cocineros son hombres. ¿Y qué tiene de malo un niño que desea jugar con bebés? ¿Acaso no es de hombres tomar en brazos a su bebé, acunarlo, abrazarlo? Alimentarlo, bañarlo…Son errores que quedan por eliminar aun de sociedades que antaño eran extremadamente injustas con la mujer, relegándolas a determinados planos de la sociedad y asignándoles roles y gustos por género.
La cadena lo hizo con los juguetes de su marca propia, ya que el resto de fabricantes envía sus fotos ya preparadas para los catálogos.
Toy Planet detectó gracias a las redes sociales, que las familias tenían ganas de ir dejando atrás los tópicos en los juguetes: “No llegamos a tiempo para incluir este cambio en el catálogo del año pasado, pero hicimos una campaña en redes con fotos individuales”.

juguetes no sexistas“Cuando colgamos fotos del catálogo en Facebook, se comparten el doble que el resto de actualizaciones, y lo mismo ocurre con los ‘me gusta’”, explica Gaspar, que se muestra orgulloso de la carta de una madre que han publicado en su perfil de Facebook y en la que agradece a la compañía poder mostrar a sus hijos “que cada persona es diferente y le gustan cosas diferentes, independientemente de que sean chicos o chicas”.
Cuentan que muchos consumidores les han felicitado en el punto de venta y no sólo online”. ¿Y han recibido críticas? “No, que tengamos constancia”.
“La idea es mantenerlo. Y no sólo para nuestro producto, sino que también es una forma de demostrarle al fabricante que funciona, que no es sólo una teoría. No puede ser que el sector vaya por detrás de la sociedad: tiene que reflejarla”. Gaspar asegura que los fabricantes y el resto de actores del sector son muy receptivos a estos planteamientos, “pero todavía no han entrado en la fase de actividad”. Es decir, todavía no están haciendo todo lo que podrían hacer.
Al parecer, y según estudios, a las niñas cada vez les gustan más los superhéroes, territorio hasta hace unos años casi exclusivamente masculino. Estamos empezando a dejar de ser espectadoras de la heroicidad para ser protagonistas. Igual que debe empezar a pasar con los niños, empezar a ser protagonistas en la crianza y no meros observadores o “pagatodo”, que es el mensaje social sobre todo del sector Neo feminista, que no quieren sexismo, pero asignan un papel al hombre que desde luego nadie lo querría para reyes…o cumpleaños.
No es cuestión de que los niños dejen de jugar con coches, o a los soldados medievales, o las niñas dejen de querer ser princesas o mamis con carritos rosa, es que jueguen a lo que les dé la gana sin ser juzgados.
Cada vez más jugueterías y centros comerciales británicos, por ejemplo, están dejando de diferenciar con señalética entre juguetes “para niños” y “para niñas”.

juguetes no sexistasLa iniciativa de Toy Planet no es única: hace dos años Top Toys, franquiciada de Toys ‘R’ Us en el norte de Europa, publicó un catálogo para el mercado sueco en el que también se intercambiaban los roles de género, con niños peinando muñecas y niñas empuñando pistolas de dardos. Hasta el punto de que en la versión danesa del catálogo aparecía una niña con una camiseta rosa que en Suecia y por arte de Photoshop pasaba a ser azul.
Carlos Cases, coordinador de marketing de Playmobil en España, recuerda que durante el mundial de fútbol de 2010 la empresa quiso traer a España su caja con un equipo de fútbol femenino, y se encontró con la oposición del sector detallista, que seguía pensando que el fútbol es cosa de niños. Pero no es culpa sólo de las tiendas que se negaron a distribuirlo: “Lo pusimos a la venta en nuestra tienda online y tampoco se vendió mucho”. A veces “la sociedad pide que la industria se adapte a estos valores, pero luego no responde en la misma medida”.
Demos un paso adelante y dejemos que sean nuestros hijos los que decidan qué les divierte y qué no, y pensemos que los juguetes no hacen a las personas, son las personas las que hacen del juguete…Un niño que juega con una pistola no será un asesino, puede llegar a ser un buen policía. Pero si juega con una muñeca lo único que puede pasar es que sea un padre más cariñoso, y desde luego eso no tiene nada de malo.

Mayka

Anuncios