Crianza con Apego

Cada vez más padres nos preguntamos si debemos hacerlo. Hay quien no tiene la opción de preguntárselo, por cuestiones económicas y laborales no les queda más opción que poner la educación -y moldeo de la personalidad de sus hijos- en manos de un estado que, puede calificarse de todo, menos de ético e imparcial políticamente hablando. Pero por culpa de la crisis o, quisiera creer que por un cambio de conciencia familiar, cada vez son más los que, pudiendo decidir, se interesan por la opción de no escolarizar antes de los 6 años por hacer un bien en la educación de sus hijos.
Respondiendo a esa pregunta quisiera acercar la opinión de expertos y no sólo la de una madre a secas como soy yo, y que conste que ya ser madre o padre es un gran título, sobre todo si se ejerce con conciencia y según mi humilde opinión.

Los niños de 5 años son “demasiado jóvenes” para ir al colegio
según un trabajo realizado por la Universidad de Cambridge, de 608 páginas. En dicho estudio se asevera que meter a los niños a los cinco años en la disciplina de una clase aportaba pocos beneficios y podría ser incluso perjudicial.

“No van a aprender a leer, a escribir y a sumar si tienes a los niños alienados a los cuatro y cinco años”, afirma Gillian Pugh, presidente del comité de asesoramiento de la Cambridge Primary Review.

“Ese es el estado en el que estamos introduciendo a los niños en el aprendizaje… Si ya fracasan desde que tienen cuatro años y medio o cinco, va a ser bastante difícil reintroducirles en el sistema de nuevo”, añadió.

Evidentemente al Gobierno británico no le gustó el ejercicio de revisionismo educativo realizado por estos expertos, los calificó de “decepcionantes” y desfasados. Y es que al estado le viene genial que les pongamos en sus manos a nuestros hijos, para que ellos puedan moldearnos a su imagen y semejanza, cual dios todopoderoso. Mientras, mamá y papá, que trabajen para atraer y mover capitales e industrias. Somos carne, mercancía, para los que mandan no somos seres humanos, creer lo contrario es ser demasiado inocentes, y como inocentes caeremos bajo las ruedas del carro de combate de un sistema que presume de democrático y libertador, y es lo más lejano a ello que pueda existir.

Los expertos añadieron que los niños de más de seis años deberían recibir una educación más informal basada en el juego, algo que habitualmente se encuentra en las guarderías. Métodos de enseñanza calificados como alternativos, Montessori, Waldorf, Reggio Emilia…, usan el juego como base educativa y puede aplicarse en el hogar. Sería interesante dar como opción a los padres el formarse en los ayuntamientos, gratuitamente, en cursos sobre estas metodologías.

La tradición británica de comenzar el colegio a los cinco años, algo que sólo sucede en Gales, Escocia y Holanda, data de los requerimientos de los propietarios de fábricas en la época victoriana. Es decir, el capitalismo mandó en todas esas generaciones de niños, sus necesidades predominaron en la vida de esos pequeños que dejaron de ser niños precozmente y a los cuales les castraron emocionalmente e imaginativamente.

La escolarización empieza a los seis años en 20 de los 34 países europeos. Ocho países, entre ellos Suecia, esperan hasta los siete.

El estudio de Cambridge, está basado en una investigación de tres años y en 31 informes interinos.

Los niños no deben comenzar la escuela hasta la edad de seis o siete años, dicen expertos en educación.

Otros avales..
130 profesores y académicos piden que la escolarización que se retrase y advierten de que el sistema actual está causando ‘profundo daño’ a los niños pequeños

De acuerdo con un grupo de profesores y académicos, los niños no deben empezar la escuela hasta la edad de seis o siete años y no a los cuatro o cinco como el sistema actual requiere.
Ya en la antigua Grecia los niños no empezaban la enseñanza hasta los 6 años, en Esparta empezaban a los 7 la Agogé, denominada por Plutarco como “escuela de obediencia”, sistema educativo militarizado por cierto y al servicio del estado también. Pero eran épocas en las que ambos progenitores no estaban en fábricas, o empresas. Todos tenían claro que a esa edad pasaban a ser formados por el estado, ahora pensamos que los educan…¿No somos conscientes de que sigue siendo el estado quien domestica a los ciudadanos a través de sus centros de enseñanza? No desean ciudadanos libres, imaginativos, seguros de si mismos, estables en su núcleo familiar y social, no quieren árboles con raíces, quieren muñecos que puedan manejarse a su antojo, que acaten la norma y se adapten al entorno que se crea en las aulas, no en la libertad de cada hogar.
La escolarización temprana tan sólo sirve a las empresas, ello posibilita que los padres puedan acceder al mercado de trabajo, así que, los centros preescolares son una herramienta de explotación no sólo de los padres, sino también de sus hijos, no olvidemos que serán los futuros trabajadores.

Los niños no deben comenzar la escuela primaria hasta los seis o siete años de edad, de acuerdo con una coalición de expertos en educación que advierten de la presión dañina para realizar en clase a una edad temprana.

La carta escrita por 130 profesores en 2013, académicos y profesores, afirmaba que el Reino Unido debería seguir el modelo escandinavo. Los niños en el Reino Unido están obligados por ley a estar en la escuela a los cinco años de edad, así mismo son monitoreados en su progreso como alumnos, con una edad tan temprana, según los expertos, se promueve el estrés y el miedo en torno al aprendizaje. No pensemos que esto se ciñe sólo a ese país. Aquí en España y en cualquier país, los niños traen sus notas a casa, eso ya supone estrés para ellos y miedo. Muchos padres incrementan esta presión con una mala actitud.

La carta apoyada por los expertos decía que es probable que cause daño profundo a la propia imagen y disposiciones de aprendizaje de los niños. Refiriéndose a enfocar desde un comienzo temprano a la educación formal.

Según el grupo, a partir de las lecciones formales tempranas se crea un miedo al aprendizaje y se ejerce demasiada presión en los niños más pequeños.

Los amantes del sistema, sobre la carta, opinaron que “Estas personas representan el lobby poderoso y equivocado, y son responsables de la devaluación de exámenes y de la cultura de bajas expectativas en las escuelas públicas “

En Finlandia, los niños no empiezan, la educación formal hasta los siete años y sus resultados académicos son los mejores de Europa.
Los niños aprenden jugando, no en la rigidez de un aula y rodeados de extraños. Para enfrentarse a ese medio hostil, primero deben tener bien asentados sus rasgos de personalidad y seguridad como individuo, debe tener unas mínimas armas para desenvolverse entre extraños de forma independiente, y desde luego antes de los 6 años imposible, algunos incluso ni a los 7 años.
Reforcemos la autoestima, la autonomía de nuestros hijos reforzando la unión familiar y su relación dentro del núcleo del hogar para que tenga la fuerza de enfrentarse al resto del mundo.

Mayka Martín

Fuentes de información:
http://www.dailymail.co.uk/news/article-2418281/Children-start-school-age-seven-say-education-experts.html
http://es.reuters.com/article/entertaimentNews/idESMAE59F0G120091016?pageNumber=1&virtualBrandChannel=0

Anuncios