cabello libreMuchas veces me pregunto si mi niña lleva el pelo largo porque inconscientemente yo le he empujado a ello, así que frecuentemente le pregunto ¿Cariño quieres cortarte el pelo? Ella siempre me dice que no, que le gusta largo.
Antes nunca le había molestado llevar trenzas o coletas, siempre atendiendo a que no fueran tirantes. Aun recuerdo que a mi me trenzaban o sujetaban el pelo de tal manera que parecía que estaba colgada yo de ellas…Así que siempre he cuidado de no cometer esa especie de tortura…
Pero mi niña empieza a avanzar en sus peticiones de libertad. Siempre que puede se descalza, igual que su hermano, pero ahora quiere que su pelo también sea libre.

-Mamá deja mi pelo libre. Quiero que vuele cuando yo corra. Quiero que me haga cosquillas cuando el viento lo mueva. No quiero tener más que sueños en mi cabeza mamá…Mi pelo suelto es como una capa de super héroe que me sale de la cabeza mami.

Mamá se emocionó, y ¡claro que le dejó el pelo libre! Y hay días que incluso no desea peinarse ¿Y? Finalmente todos son normas sociales impuestas, innecesarias y con finalidad estética no ética. Hay que desenredarse el pelo por higiene, porque se acumula polvo y demás, pero no es obligatorio cada día, y mucho menos coleteros, horquillas y demás adornos para unas cabecitas que lo que tienen más hermoso no está a la vista sino en el sentimiento que inspiran.
Así que dejemos su pelo libre, largo o corto, como lo quieran, hoy trenzado, mañana sin peinar…preguntemos cómo lo desean tener cada día.

trenzasMamá hoy que vamos al parque hazme trenzas que suelto se me enreda en el tobogán.

Mamá hazme trenzas que si no, me molestará para abrir las almendras.

Mayka Martín

Anuncios