Las raíces de los árboles son como pajitas. Con ellas absorben el alimento del suelo y el agua para mantenerse fuertes y grandes. Suben por unos tubitos lo que toman las raíces hasta las hojas de los árboles, eso que sube se llama savia. Luego, la savia, toma el sol en las hojas, para ponerse verde en vez de morena como nos pasa a nosotros. Sin sol, nada en el mundo es posible, igual que sin el agua, por eso son tan importantes.

Anuncios