juguetes niñosAlguno si claro, tampoco hay que ser el ordeno y mando en esto ni en nada, pero hoy en día hay un gran defecto: comprar juguetes por sistema.
Hemos infravalorado lo artesanal y el valor añadido de lo que se hace con nuestras manos, nuestra imaginación y por supuesto cariño e ilusión. ¿Has probado a hacerle una muñeca/o a tu hijo/a? Sería hermoso que su objeto de apego lo hubieras realizado tú con tus manos, y si encima pasa a ser el juguete que se hereda a tus nietos ¿lo has pensado? Es hermoso el mensaje
Hacerle una pelota de tela con trozos de trajes desechados de sus hermanos mayores, y que sus hermanos mayores le cuenten la historia de cada retazo…
Si usas biberón ¿has probado de llenarlos de legumbres o arroz, pasta…cerrarlos bien, y usarlo de sonajeros o bolos?
Eternas esas jornadas musicales en la cocina donde tapaderas se convierten en platillos, cazuelas en tambores, y unos vasos de cristal en campanillas. Todo en familia, ¡como una gran orquesta!
Hay niños que juegan con cualquier cosa dicen, que pena que sea, algunos, pues todos los niños poseen ¡nacen! Con la capacidad de jugar con cualquier cosa.

juguetes niñosUn niño al que no se le suelen comprar juguetes utilizan su mente. Su desarrollo precisa del juego, de objetos que se usen para ello (realmente son objetos de diversión e investigación), los buscan y encuentran usando la IMAGINACIÓN, la INVENTIVA, la CREATIVIDAD que cada niño tiene dentro, todos los niños son imaginativos, creativos, todos son unos grandes inventores en potencia. Debemos fomentar ese poder de la infancia y preservarlo para que en la edad adulta siga pudiendo usar ese gran poder que a veces perdemos junto con la infancia.
¿De donde nació la industria del juguete? del interés económico de suplantar y rentabilizar la gran cualidad infantil de ver magia donde el adulto ve un objeto más. Comprarles juguetes por sistema es conductivista, es conducir su mente hacia donde alguien ha pensado que debe ir, de la forma que debe ir, y en la forma que debe ir. Permite que su mente sea ese león sin adiestrar, que explore, toque, saboree, sienta, muerda…LA REALIDAD. Que recorra cada rincón de vuestro reino y de cualquier reino que puedas ponerle al alcance de su maravillosa mente.

juguetes niñosLos niños siempre van más allá de sus padres, salvo que sus padres les impongan la inventiva del ingeniero de la industria juguetera…Y CIERREN ASÍ LAS PUERTAS Y VENTANAS DE SU MENTE, SU CURIOSIDAD.
Un tirante es una tirolina, una diana desde la que escalan seres fantásticos, o la cuerda de un arco donde la cuchara de palo de la cocina es la flecha. Un calcetín viejo es un traje nuevo, es una bolsa mágica, es un muñeco, y hasta una camita. Un vaso son unos zancos nuevos, son las casas de los indios, y un teléfono último modelo que podemos personalizar con rotuladores de colores. Una sábana es un palacio, una capa de súper héroe, un tipi, te hace un fantasma y una reina, y hasta es un nuevo fular para portear a los bebés. El mundo deja de ser mundo para pasar a ser universo infinito, un universo que me muestran ellos, devolviéndome a mi esas alas que con el paso de los años dejé de usar y se atrofiaron.

juguetes niñosAsí que, compra pocos muy pocos juguetes, ponles a su alcance lo cotidiano que de ello harán la mejor diversión. Opta por los juguetes más simples, sin sonidos, sin músicas, sin movimiento, eso debe hacerlo su mente, no el objeto, el objeto no debe entrenar sus capacidades, que no supla la labor del cerebro de tu hijo o sus propias manos y cuerdas bocales. Los materiales naturales son la mejor opción, huir de plásticos, que lo que toquen sea real y pueda razonar su origen, añade historia a cada cosa. Opta por la sencillez porque lo barroco distrae, satura y aburre su mente. Un bosque no necesita de mil colores y materiales para atraerte, posee matices y realidades ¿pero acaso hay algo con mayor riqueza para un niño que pasear por él?
Compra pocos juguetes y sobre todo juega con él/ella no le dejes el mensaje de que “jugar es cosa de niños” como si fuera un arte menor, algo que debe abandonar con los años, no. Como si el jugar fuera una forma de descansar de él/ella, un hueso a roer con el que distraerles…Déjale el mensaje de que el jugar es un arte en el que los artistas son los niños, que ellos son los transmisores de ese arte y nosotros estamos deseando poder aprender de ellos, no ellos de nosotros. Que los mayores debemos y necesitamos RE-aprender a jugar junto a ellos.
Debo agradecer a mis hijos el haberme RE-enseñado a jugar. ¡Gracias mis amores!

Mayka Martín

Anuncios