remedios naturales contra la tosLlegan los días locos, días en los que sale el sol y tenemos temperaturas de verano, otros en los que se nubla se levanta aire y hace fresquito…con estos cambios llegan los resfriados, por respirar aire frío, o porque nos contagiamos de alguien que está resfriado, porque sudamos, se enfría ese sudor… Nosotros rara vez lo estamos, alimentarte con fruta y verdura de temporada, si son ecológicos mejor, vivir en plena naturaleza, siempre ayuda.
También el uso muy puntual de medicamentos químicos es importante. Mis niños no conocen un antibiótico aun, y yo hace 5 años que no he necesitado tomar ninguno. Nuestro sistema inmunológico debe trabajar, entrenarse, y el uso indiscriminado de la química lo vuelve vago e ineficaz por el desuso en el que puede llegar a caer cuando se le administra al niño (o adulto) un medicamento químico al primer síntoma de lo que sea, por favor, confiemos en la naturaleza y valoremos y usemos la ciencia cuando sea necesario, no seamos consumidores compulsivos de la medicina tal como somos con la ropa etc
Volviendo a los enfriamientos, y en concreto sobre la tos, os acerco una recopilación de remedios naturales para ella, esperando que os sirva, a nosotros lo que más nos soluciona es la cebolla (partida en la mesilla, o una cucharada antes de dormir o comer).
Remedios:

1. Miel
Sobre la efectividad de la miel existen evidencias científicas. Si eres vegano puedes tomar la de caña de azúcar. Puedes tomarla directamente o, mezclar miel con un poco de zumo de limón.
2. Baño caliente
Abre el agua caliente, cierra las ventanas. El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones. (SI SUFRE ASMA TEN EN CUENTA QUE EL VAPOR EXACERBA LA TOS). Puedes darle un baño o dejar un par de barreños con agua caliente por casa MUCHO CUIDADO DE QUE NO ESTÉN A SU ALCANCE. Si te has fijado, cuando están constipados, al bañarles, suelen echar muchos mocos, esta es la razón.
3. Muchos líquidos
Beber muchos líquidos, agua, zumos naturales o la teta, la teta es lo mejor siempre. Los fluidos ayudan a adelgazar los mocos y mantiene a las membranas húmedas, lo cual ayuda a reducir la tos.
4. Limón
Déjale morder medio limón, que rechupetee, eso le clamará y dará un buen aporte extra de vitamina C.
5. Cebolla
Pon a la hora de dormir media cebolla recién cortada, junto a la mesilla, cerca del niño. Los vapores que desprende calman la tos.

6. Jarabe de cebolla
Si, no está muy rico, pero exprimir un poco de cebolla (llenar una cuchara de café) al que añadimos un par de gotas de limón y dar una cucharada cuando tengan el ataque de tos o antes de comer o dormir viene genial.

Mayka Martín

Anuncios