crianza naturalLeo mucho la palabra respeto en círculos de crianza con apego y creo que no queda claro ni lo que es el respeto ni lo que es criar con respeto a un niñ@.

Lo que es respetar segun la R.A.E.:
1. tr. Tener respeto, veneración, acatamiento.
2. tr. Tener miramiento (‖ respeto, atención).

Para empezar hablamos de criar a niños no de criar a los padres, así que lo primero es la necesidad del niño, no permitir que se haga daño al niño, no estar pendientes de lo que necesite el padre/madre. Podremos hacer tribu, claro, pero siempre en base a algo que nos una, una senda, y esa senda es la de aprender a amar a nuestros hijos respetando su identidad y carácter, no cabe ahí que respetemos algo que un padre/madre haga y suponga un daño al niño. Yo no voy a hacer tribu con una mami o papi que griten a su hijo, ni voy a tolerar que le de un azote, o que le den de comer constantemente bolsas de patatas fritas…no voy a quedar con esos padres y que mis hijos vean cómo son tratados otros niños, no puedo respetarles en tanto ellos no están respetando a su hijo.
Podemos no dar teta, no portear, no colechar, no hacer BLW, y criar con apego, porque el apego no son posees, no es superficie, no es una tabla de ejercicios a cumplir, el apego va al sentimiento, al calor mamífero, al despertar o recuperar la conciencia animal, al instinto en la crianza…volver a ser padres no institutrices o sargentos
Hay quien da teta, portea, hace BLW, colecha…y grita, amenaza, pone normas y leyes en casa, dice qué se dice o hace en esa casa….¿es apego?
Lo mejor es amamantar, ayudar e incentivar la teta, pero si una mami no puede no se le apedreará, se le ayudará a superar el dolor ¡si dolor! Que puede suponer el no darla por cuestiones fuera de su alcance. No se puede respetar a quien hace del biberón su bandera, o del abandono de la teta por cuestiones estéticas o de dejadez porque eso sería restar valor a la Lactancia Materna, y respetar que al niño no se le dé lo mejor. Sería pasar de todo, incluso de la salud del peque, no respetar.
Lo mejor es portear, por muchos motivos, pero hay mamis que no se apañan, no se hacen con ello, o tienen razones físicas que lo impidan, así que es respetable que use una silla de paseo y que -por supuesto- se asegure de que sea segura y homologada, antes que use una colgona o tenga cualquier otro problema porque no sabe (hay asesoras de porteo maravillosas y desinteresadas, pero puedo pensar que lo desconoce…increiblemente). Usar una silla de paseo no daña al bebé, no es lo mejor, pero no le crea un trauma, no le daña, así que se puede por supuesto respetar a quienes no portean. Aunque la Crianza Natural promueva el uso del porta bebé como lo ideal, no como dogma de fe.
Lo mejor es la alimentación autorregulada, Baby Led Weaning (BLW), pero si te pones mala malísima pensando que tu hijo se puede atragantar, si la comida es un trauma, algo que transmitirás a tu hijo, mejor trituras claro. Todo lo que dañe al niñ@ no podemos respetarlo, y más daño le hará una madre muerta de miedo a la hora de alimentarlo que un puré.
Lo mejor es el colecho, para mi es casi imprescindible, pero puede existir alguna razón que no alcanzo ahora a entender que te lo impida, quizá el miedo, quizá el espacio porque tienes 5 hijos o 4…todos en edad de colechar, puedo respetar que no se comparta la cama con un hijo (entiendo que si no cabe un hijo no cabe un padre…), pero no podré respetar al padre/madre que permite llorar a su hijo hasta que se acostumbra a ser abandonado, porque un niñ@ se siente abandonad@. No puedo respetar a quien daña así a su hijo, porque produce daños en el cerebro del bebé, lo dicen los expertos no yo, que al fin y al cabo sólo soy una madre. Así que, que no se me pida respeto a quien daña a su hijo por no querer compartir la cama o dormir más ancho.
Los abrazos no se miden, no se cuentan, no puedo respetar a quienes niegan un abrazo a su hijo, que nadie me pida eso por favor. Se me parte el alma cuando oigo llorar a los niños de mis vecinos, es cuando soy consciente de que mis hijos no lloran salvo que se caigan o hagan daño jugando a algo, es decir, mis hijos pasan días sin llorar…Cuando veo a niños llorando y sus padres mueven con divino frenesí el carrito como el que pega meneos a unas maracas me pongo de los nervios, no me pidan que respete eso, respeto a la persona que le toma en brazos y que hace que inmediatamente ese pequeño deje de sufrir, porque está sufriendo él/ella, no quien menea el carrito ¡no me pidan respeto para el adulto del meneo por favor!
Si respetara todo, porque soy una madre respetuosa, nunca habría cambiado la forma de educar a mis hijos frente a la común, me hubiera valido dejarles llorar, como el no dejarles llorar, todo vale si todo se respeta ¿respeto el azote? ¿Respeto el grito? ¿Respeto el abandono? ¿Respeto la indiferencia o el ignorar el llanto de un niño? ¿Y mi respeto hacia ese otro niño? ¿No me tiene que doler porque no lo he parido yo?
Ignorar las necesidades del niño es educarles en la violencia, porque es violento desatender al necesitado, es insensible, es irrespetuoso, y si soy respetuosa no puedo respetar lo irrespetuoso ¿puede un anti racista respetar al racista? ¿Puede un animalista respetar a un torero? ¿Puede un padre/madre respetuoso respetar al que no lo es? Las injusticias no se respetan, se señalan y combaten, así se ha logrado que métodos como Estivill queden donde se merecen, en el olvido, que cada vez haya menos colgonas, y menos biberones, y más tetas al aire, niños felices que no tienen que esperar que el camarero traiga caliente el biberón o el potito que trajo mamá de casa. No estoy defendiendo esta crianza sólo por mis hijos, lo hago por los niños en general, eso es el apego CREAR CONCIENCIA MÁS ALLÁ DE LA MA/PATERNIDAD, porque si algo he aprendido con “el apego” es a que hay que extender el amor y el respeto más allá de la casa de uno para hacer el mundo más bonito, más justo, más humano…más mamífero y menos políticamente correcto porque las políticas cambian cada 4 años…y los mamíferos, por naturaleza, defendemos a nuestras crías y las crías del resto de la manada, no el derecho o espeto del adulto por encima del futuro y salud de los pequeños y la humanidad por extensión.

Mayka Martin

Anuncios