Con el espíritu de complemento al MANIFIESTO PARA NIÑAS
1. No eres el príncipe del cuento, no eres el que siempre ha de salvar princesas, y casarse con ellas para darle un enorme castillo, vestidos lujosos, joyas, porque realmente eso no es lo que quien te ame quiere. No eres el que siempre debe matar a los dragones o brujas. No naciste para defender y proteger dando por supuesto que ellas son débiles. Eres un niño común y corriente. Puedes identificarte con lo que desees, puedes ser la princesa o el princeso, puedes ser el caballero, puedes ser el mejor bailarín de ballet, puedes cantar ópera, jugar al fútbol, ser amo de casa o cuidador infantil.
2. Las damiselas en apuros no existen. Pertenecen a los cuentos de hadas que te cuentan para que asumas que tu rol en el mundo es el de salvar a mujeres desvalidas, para que asumas que son todas débiles. Quieren darte el papel de proveedor y anular tu necesidad de compartir las cargas de ser un hombre responsable y autónomo, que te salve de creer que todo es responsabilidad tuya en el mundo, sobre todo lo malo y que te haga olvidar que ser padre supone completarte como ser humano y no es algo de lo que, como hombre, debas ni puedas prescindir, la paternidad no es un lastre, ni es algo que pertenezca sólo a la mujer.
2b. Te pueden gustar los niños, las niñas, lxs niñxs, ambos o ninguno. Gusto, enamoramiento y amor no son lo mismo, ni van siempre de la mano. Conserva siempre tu identidad y personalidad cuando te relaciones con el mundo, no renuncies a quien eres por nada ni nadie.
3. Todos los juguetes del mundo son para ti. No es verdad que haya cosas de varones y cosas de nenas. Te van a regalar balones de fútbol, monstruos, super héroes que compiten y coches para que te habitúes a esas actividades cuando crezcas, incluso si estudias una carrera y te apasionas por una profesión querrán que tengas presente tus roles. Si quieres tener más coches está bien, pero si quieres unas zapatillas de ballet, o un cochecito de bebé, también. No dejes que nadie te diga lo contrario. Y recuerda que el consumismo, el querer poseer, te hará daño.
4. No hay límites para tus ganas de ser libre. Lo mejor que te puede pasar en la vida es elegir más allá de tu género, sin condiciones, y que tus elecciones varíen tanto como lo desees. Antes que un sexo eres un ser humano, con personalidad propia.
5. No aceptes que te digan “un niño no hace eso”. Los que te hablen así (incluso si son tus padres), quieren cortarte las alas y marcarte un camino que creen que deberías seguir. Defiende tus decisiones, crece sabiendo que los que sostienen divisiones según el sexo tienen cerebros chiquitos y mentes de villanos.
6. Acuna a todos los bebés de juguete que quieras, maquilla a tus muñecas, da biberones o imagina que das la teta. Eso no es ser “mariquita”(1), ¿y si lo fueras qué? es estar vivo y saber jugar, tener criterio propio. Recuerda que para eso vas a necesitar ropa cómoda, o tal vez prefieras un tutú o traje de princesa, tu imaginación y tus guston dirán.
7. Incluso ahora, cuando el hombre recorrió gran parte de su largo camino hacia la liberación emocional, vas a encontrar discriminación en los que te rodean. Recuerda que lo hacen porque tienen miedo y son ignorantes. Si puedes explícales que están equivocados. Si no, sigue en lo tuyo: que tu vida sea la mejor prueba de que no saben lo que dicen porque no han sabido respetar lo que otros sienten.
8. El mundo está lleno de colores bellísimos, el rosa o el azul, qué más da. Que tu existencia sea un arcoiris, no un merengue, azulón o una ensangrentada guerra perpetua.
9. Búscate juegos que vayan más allá de las carreras de coches, peleas donde siempre debes ser el ganador y ser siempre el fuerte que resiste y gana en el fútbol, en las carreras…
10. Las chicas tienen vagina y vulva, tu tienes pene y testículos. No te falta nada, lo del poder de la vagina es un invento de Mafalda para que pienses que tu objetivo en la vida es meterte en los cuerpos ajenos, sin ningún respeto, es para que creas que las mujeres lo utilizan y por eso no tendrás que tenerles respeto. Nada de eso es cierto. Los sexos de otros se respetan, y el tuyo también debes respetarlo.
11. Evita las publicidades in sanas. Evita las modas consumistas. Evita todo lo que te quieran imponer desde la televisión y medios, hasta que puedas discernir qué te sirve de todo eso.
12. Que una persona tenga más cosas que tú, no significa que sea más feliz. Todo lo contrario, tendrá miedo de perder todo lo que tiene…
13. Nunca jamás dejes de preguntar por qué las cosas son como son. Nunca te conformes con la primera respuesta u opinión. Nunca te quedes con dudas si puedes sacártelas. El conocimiento es luminoso y te abre puertas, preguntar es una buena llave.
14. Huye del uso de la violencia. No porque sea patrimonio del ser humano, sino porque es la herramienta de los que no usan sus cerebros. Pero si alguna vez te atacan y necesitas defenderte, recuerda: LA DEFENSA NO ES VIOLENCIA, ES TU DERECHO.
15. Nadie va a quererte más porque seas muy musculoso ni porque tengas los biceps grandes o tengas el mejor coche. Al menos nadie que valga la pena conocer.
16. Mirar deportes está bien, pero también lee. Lee mucho. Lee hasta que te duelan los ojos. Lee cuentos, novelas, historias de hadas, de piratas, de tribus, de héroes, extraterrestres y lobos negros. Incluso si al principio no entiendes lo que estás leyendo porque eres chiquito, conocer todos los mundos, culturas y emociones abre la mente.
17. No descartes leer o ver la historia de algún héroe, pero acuérdate que todos están normalmente solos, sufren y siempre tienen heridas, viven entre peleas o guerras, aunque en el cómic o película sobrevivan nunca “son felices para siempre”, y no existe la felicidad para siempre, y los héroes de la vida real siempre mueren, es la realidad que no te contarán en los cuentos y que a millones de hombres les tocó vivir anónimamente…
18. Lo mismo aplica para la música, te puede gustar Eminen o Metallica, e igual te puede gustar Bustamante o Bisbal, que nadie te diga qué te debe gustar. Y si puedes, aprende a tocar algún instrumento, el que sea aunque sea el arpa.
19. Casarte y ser papá es uno de tus destinos posibles, no es obligatorio. Tampoco eres un potencial violento e irrespetuoso con las mujeres. Tu futuro no está escrito en piedra, es como el barro y puedes moldearlo, nadie nace con el destino o carácter marcados, sobre todo si es dañino y maltratar va contra natura, nadie nace siendo un maltratador, ni debes permitir que los maltratos existan.
20. Nunca serás muy pequeño para entender, lo que pasa es que a veces los grandes no sabemos cómo explicarte lo que no entiendas o preguntes.
21. No siempre hubo hombres dedicados o que valoraran ser padres o que estuvieran deseando pasar cada minuto libre con sus hijos, abrazando, besando, jugando, alimentando, bañando… Son el producto de siglos de lucha y esfuerzo por parte de hombres y mujeres, sobre todo de mujeres, de feministas de verdad. No olvides a las mujeres ni a los hombres que vivieron y lucharon antes que tú, les debes mucho de tu libertad y aun queda mucho por pelear.
22. Las chicas que aparecen desnudas en las tapas de las revistas y en la tele lo hacen porque creen que no tienen otra cosa que mostrar, quizá es que vivimos en un mundo que no desea nada más de las mujeres o porque quieren vivir simplemente de su imagen a pesar de saberse inteligentes. No debes juzgarlas, pero no fomentes que se explote sexualmente a nadie comprando o consumiendo ese tipo de publicidad. Igual no permitas que hagan de ti un trozo de carne, un producto de consumo, un hombre lleno de músculos y tabletas que cree que con ello se ha ganado el mundo y a todas las mujeres. No permitas que se lucren a costa de la dignidad y mercantilización de otras personas sean hombres o mujeres, SOBRE TODO DE LOS NIÑOS. El mundo de los adultos está lleno de defectos, ya lo irás viendo, el peor defecto es ponerle precio a todo, es enfrentarnos por todo, es zancadillearnos por todo, usa siempre tu corazón y tu cerebro juntos, considera a la mujer tu aliada, tu compañera y ¡construye! porque al contrario de quienes siempre te señalaran como enemigo, tú estarás dando soluciones y convivencia, y esos otros destrucción y beneficio para quienes nos han oprimido y se han reído y lucrado de nuestros enfrentamientos.

Mayka Martín

(1) Usado sin intención de despreciar sexualmente a nadie, se usa porque es como llaman a un niño que hace ese tipo de cosas.

Anuncios