catherine l´ecuyer“Lo que propongo es un horizonte, luego cada familia ha de ver como lo “aterriza” a su manera, en sus circunstancias. Por eso me resisto a dar consejos y recetas, cada familia es un mundo. De hecho, una de las cosas que ha hecho mucho daño en la educación es lo que llamo “la industria del consejo empaquetado” que nos dice lo que hemos de hacer en cada momento para que nuestros hijos duerman, coman y obedezcan. Como si la crianza se pudiera reducir a poner en práctica una lista de pautas para tener controladas esas tres actividades. ¡Qué visión más triste de la crianza! La dificultad para conciliar es una realidad que afecta a la educación, sin duda. Para educar se requiere tiempo y los padres jugamos con desventaja en ese sentido. Hemos de conseguir que se coma en media hora y que se acabe la jornada laboral antes. ¿Qué pasaría si todos los padres preocupados por ese asunto se mobilizaran para pedir ese cambio?”

Catherine L´Ecuyer

Anuncios