Cada vez es más frecuente ver las habitaciones de los niños con un espejo que está a su altura para poder mirarse ¿pero qué beneficios tiene para el bebé jugar con él? ¿No es más que un adorno? ¿Una moda más?

Pues no es cuestión de adorno, desde luego. Los espejos, son muy importantes en el desarrollo de los niños/as en los primeros años, estimulan el conocimiento básico de uno mismo, es decir, les ayuda a reconocerse.
Los espejos ayudan a:
* Tomar consciencia de si mismo, de sus habilidades, posibilidades de movimiento
* Crear una imagen sana de si mismo/a.
* Conocer el entorno aprendiendo a relacionarse con todo lo que les rodea, la familia, los juguetes, los diferentes ambientes…
* Adquirir capacidad en el lenguaje. La parte encargada en la comunicación del niño, como se hace entender, gestos, estados de animo…

espejo-habitacion

¿Es nuevo?
No es una modernidad, en los años 30, el doctor Jacques Lacan, ya hablaba de ello al presentar los resultados de una investigación relacionando la importancia y lo positivo del uso de los espejos en el desarrollo y juego de los niños.

habitacion_montessori_15
Apreciaciones por edad
Hasta los 6 meses, los bebés cuando se ven su reflejo, no la asocian con ellos mismos, apenas le dan importancia, es algo más que les rodea. Aunque tengan interacciones con su imagen, no será su objetivo comprenderlo.
Con más de 6 meses. Empiezan a notar cosas raras en el espejo, la imagen que ven siempre es igual, de la misma persona (pero no se reconoce). Cree que su imagen es otro niño, así que le intentará tocar, hablar…Cuando ven a un adulto reflejado, se giran para observarlo, así que no saben que él y la imagen del espejo son la misma persona: para él son dos individuos distintos.
Con 10 meses el niño/a comenzará a interactuar más con esa imagen que ve reflejada, a la par que mira moverá la mano, pies, intentará “comerse, chupar” ese reflejo, será una de las actividades que más repita cada día. En el momento en el que se reconozca, que entienda que es él/ella se reirá, empezará a reírse con esa imagen que está viendo. Pero aun no alcanzará a entender bien lo que es.
Entre los 12 y los 18 meses el niño empieza a descubrir que el niño del espejo es él/ella. “Es entonces cuando asienta las bases de un modelo interno de sí mismo”(1).
Pero hasta casi los 24 meses no descubrirá realmente que el niño del espejo es él/ella mism@(2).

espejo habitacion infantil
Efectos en su desarrollo
El uso del espejo ayuda en la maduración del cerebro, concretamente en lo que concierne a la percepción y a como debe procesar la información recibida. Reconociendo sus movimientos consigue mejorar la coordinación y la precisión en los movimientos.
El mirarse en el espejo, provoca la creación de su propio ego, autoestima, su capacidad propia de control, no lo entiendas como algo negativo, ya que es lo que estimula al niño para hacer una nueva tarea, una nueva como dueño y guía de sus gestos y movientos…

IMG-20140929-WA0001
¿Cómo debe ser el espejo?
Ante todo debe ser irrompible. Es muy normal que un bebé use sus juguetes para golpearlo, así que si o sí debemos tener esa precaución.
Cuida que esté bien agarrado a la pared, que no pueda tirárselo encima.
Si no es irrompible pon un papel vinilo encima, así si se rompe no habrá peligro de corte ni que se desprendan trocitos.
La visión que tenga de sí mismo debe ser completa, ponlo a su nivel.

espejo3
Poner un espejo donde está su cambiador es buena idea también. Se verá al completo y desnudo/a, en su totalidad. El ponerlo en el cambiador le hará tener una actividad que realizar mientras le cambiamos, puede que incluso cueste que abandone el cambiador, facilitándonos los cambios.
Es muy positivo tener un gran espejo en su habitación de juegos. Habremos visto que muchas habitaciones infantiles, sobre todo en la línea Montessori, tienen además una barra, ello le ayudará en sus primeros intentos de ponerse de pie, le ayudará a hacer más posturas y por lo tanto movimientos, que mejorarán su desarrollo psicomotriz, le divertirán y le harán sentir muy orgulloso de su enorme capacidad. La barra le ayuda a la hora de mantener el equilibrio y abre el abanico de movimientos y posturas de las que será capaz.

montessori 2

En resumen

El espejo muestra a nuestros hijos el lenguaje corporal y su aspecto físico único, su identidad, algo que le hará empatizar con sus semejantes. También verá que es igual que su madre o padre, pero con características propias, es decir, es un ser diferente e independiente. Madura que no es una parte del cuerpo de la madre, que tiene su propio YO.

Mayka Martín

1. Raquel Sánchez, psicóloga infantil.
2. El psicólogo norteamericano M. Lewis certificó esta afirmación mediante un estudio.

Anuncios