Según Richard Rende, un psicólogo infantil de Paradise Valley, Arizona, y coautor de libro de próxima edición Raising Can-Do Kids (Niños que saben hacer cosas).

No, no es cuestión de poner a los niños a limpiar, que hagan de “señores de la limpieza” para los adultos ¡sólo faltaba eso! Colaborar en las tareas es poner la ropa sucia en el cesto o en la lavadora, es recoger la mesa o ponerla, es recoger la ropa tendida o tenderla (con un adulto), tareas de jardinería, cuidado de animales domésticos, es ayudar con bolsas que pesen poco cuando hacemos la compra, es recoger juguetes, incluso ayudar a cocinar. Mis hijos limpian la lechuga, preparan ensaladas, hacen pizzas (yo las pongo en el horno) y ellos mismos demandan ayudarme como el que pide ir al parque, en serio, les hace sentir súper felices colaborar y llevar a cabo tareas que parece que es cosa de mayores, es una forma de autoafirmarse como capaz e independiente. Evidentemente nunca hay que presionar ni obligar, y esto debe hacerse por parte de todos: padre, madre e hijos.

37008-3-como-pueden-ayudar-en-las-tareas-de-casa-los-ninos

La ciencia muestra que colaborar en las tareas de casa, sacar la basura, limpiar ventanas, mesa, tender ropa o cualquier cosa que ellos demanden y puedan realizar (por la peligrosidad o si no es posible por su corpulencia) supone una sensación de control, independencia, responsabilidad, empatía y respeto hacia los demás y cuanto antes comiencen mejor.

El estudio, se realizó en 84 niños en edad preescolar y después en las edades de 10 y 15 años y cuando ya estaban a mediados de los veinte años. Los resultados encontraron que los que comenzaron a hacer trabajos a las edades de 3 y 4 años mostraban una mejor predisposición a tener buenas relaciones, lograban mayor éxito académico y autosuficiencia que aquellos que comenzaron siendo adolescentes o simplemente nunca.

cocinando1

Según Richard Rende, un psicólogo infantil de Paradise Valley, Arizona, y coautor de libro de próxima edición Raising Can-Do Kids (Niños que saben hacer cosas), realizar tareas puede ser la mejor estrategia para lograr resultados positivos sociales y académicos que cualquier otra actividad extracurricular que tus chicos estén haciendo.

“Los padres hoy quieren que sus hijos pasen tiempo haciendo cosas que puedan traerles éxito, pero irónicamente hemos dejado de hacer una cosa que en el mundo real ha probado ser un predictor del éxito–como son las tareas domésticas”, afirma Richard Rende

Conseguir que hagan tareas no es un gran reto científico, pero hay algunas cosas que recordar:
No es lo que dices, es como lo dices:
Darle las gracias a tus chicos por “ser una ayuda” crea una identidad positiva.
Decir “Hagamos nuestras tareas” subraya la cooperación.
Quejarte de tus tareas garantiza que también ellos lo harán.
Prioriza el tiempo de trabajo:
Deberá ser tan importante como las prácticas de música o una excursión con una sociedad naturalista.
imagesConvierte las tareas en un juego:
¿Sabes que el record mundial para sacar la basura y reciclar es de 48,7 segundos? ¿Crees que puedes batirlo?
Concéntrate en la familia:
No importa lo que hagan, compartir las labores en el hogar deberían suponer un beneficio para toda la familia y no sólo a ellos (o a ti).
Deja el dinero fuera del tema:
Incentivar mediante el dinero o premios es un grave error. Los chicos por ser miembros útiles de la familia colaboran, no mandes mensajes equivocados. Los niños deben tener asignaciones a medida que crecen, tareas adquiridas de forma natural, porque de forma natural todos colaboramos en mantener el hogar de forma saludable para todos.

Mayka Martín

Anuncios