En Peñíscola, se gestiona obtener el sello de turismo familiar, avalado desde la Secretaría de Estado de Turismo. Para ello se deberá trabajar en la mejora y adecuación de entornos públicos más concurridos por los más pequeños, así que deben requerir a la Generalitat mejoras en espacios que les competen, y estudiar la posibilidad de instalar cambiadores y sillones de lactancia adaptados al entorno de las playas.
Peñíscola fue el primer destino de costa en recibir el sello familiar y el primer municipio de toda España en conseguir un mayor número de sellos, tanto de la administración como de empresas privadas. Además de reforzar su posición como referente del turismo familiar.
Adecuar los lugares de ocio para la totalidad de la familia e incluir comodidades para la crianza deberían ser prioridades de cualquier comunidad, esperemos que cunda el ejemplo.

Anuncios