Científicos han detectado una proteína presente en la leche materna, y que ha hecho posible crear un “virus artificial”, una nueva y poderosa arma en la lucha contra las bacterias resistentes a los medicamentos.

El virus artificial es capaz de matar las bacterias casi al instante a través de los agujeros de perforación en su membrana celular. Las bacterias no tienen la oportunidad de construir defensas contra el ataque, y supondría una buena arma contra la resistencia a los medicamentos.
El nuevo virus también tiene el potencial de ofrecer una terapia génica a las células humanas, manteniendo las bacterias bajo control.

La leche materna es la fuente de la vida, su preservación y su fortaleza. La LM es bien conocida por tener todo tipo de propiedades inimitables, y no olvidemos que ayuda a que los bebés crezcan y se desarrollen, también los lazos emotivos, el fortalecimiento emocional, el vinculo de apego seguro que crea, no es sólo cuestión de hablar de las propiedades para mantenerlos sanos, de fortalecimiento de su sistema inmunológico que aún está en desarrollo.
Que su sistema inmunológico se fortalezca es gracias a la ayuda de una proteína clave, conocida como la lactoferrina, que es capaz de destruir una amplia gama de bacterias dañinas, hongos y virus.

La mayor parte de las propiedades antimicrobianas de la lactoferrina son gracias a un pequeño fragmento de aminoácidos, y un equipo de investigadores del Reino Unido Laboratorio Nacional de Física y la Universidad College de Londres, se dieron cuenta de que tienen un efecto muy poderoso, ya que estos fragmentos son capaces de agruparse, apuntando a los patógenos, y luego matándolos mediante un bombardeo a su membrana.

Los científicos se dieron cuenta que podían utilizar esa capacidad y crear un nuevo sistema de administración de fármacos.

“El resultado fue sorprendente, las cápsulas actuaron como proyectiles porar [o la perforación de pequeños agujeros en] las membranas con la velocidad y la eficiencia de bala.”, afirmó Hasan Alkassem.

Lo mejor de todo es que aquellos virus artificiales hicieron todo eso sin dañar a las células humanas.

Los hallazgos han sido publicados en Ciencias Químicas.

La resistencia a las bacterias a los antibióticos, supone un grave riesgo para la salud pública, los científicos han llegado a considerarlo como una de las amenazas de salud pública más importantes a nivel mundial, y mira por donde ¡la solución está en nuestro pechos! Que por más que imiten, por más que reformulen, por más que anuncien, por más que le añadan a las leches de fórmula esto o aquello, nuestra leche es PERFECCIÓN y FUENTE SEGURA de VIDA.

“Si existiese una vacuna con los beneficios de la lactancia materna, los padres pagarían lo que fuera por comprarla” Carlos González

Anuncios