Antes nacer en casa era lo normal, lo común, hoy en día pocos tienen la fortuna de nacer, en su hogar, entre las paredes que le verán dar sus primeros pasos, sus primeros bailoteos, saltos, que escucharan sus primeras risas y palabras…

Anuncios