Luci White estaba terminando su almuerzo en la zona destinada a ello de un centro comercial, cuando Zaydd, su bebé de 7 meses, comenzó demandar su alimento también. El bebé toma Lactancia Materna, así que, Luci, se dispuso a alimentar a su niño. Entonces dos clientes fueron a quejarse al personal del establecimiento, por “el comportamiento” de esta mamá.
Uno de ellos, un señor de bastante edad, dijo: “No puedes hacerlo en público, es inadecuado”, recordó la madre.
Pero no fue sólo cosa de un hombre mayor, una mamá de unos 30 años afirmó: “Esto es muy grosero con niños dando vueltas por aquí”.
¿Niños escandalizados por ver amamantar? Increíble…
White no podía creer que el simple hecho de amamantar a su bebé fuese motivo de acoso y derribo.
Un empleado del centro comercial le exigió que se trasladara con su bebé al “área especializada para amamantar”, como si fuera una apestada. La pobre madre tuvo que quitarle el pecho a su hijo, lógicamente el bebé empezó a llorar porque no había terminado, un bebé de 7 meses jamás podrá entender que alimentarse de su madre, un instinto natural, pueda ser perseguido o considerado grosero en el mundo que le ha visto nacer. Así que el llanto del pequeño hizo aun más angustioso el momento.
“Fue una experiencia traumática”, afirmó Luci.

Dar el pecho en espacios públicos es legal en Australia
“Amamantar a tu bebé es normal y natural. Los bebés tienen derecho a ser amamantados y las madres tienen el derecho de amamantar”, afirma la Asociación Australiana de Lactancia Materna.

Las mamás toman medidas
A raíz de lo que le sucedió a Luci White, decenas de madres lactantes se convocaron en ese centro comercial para realizar una protesta. Y se pusieron a amamantar masivamente a sus niños, en el mismo lugar del que habían expulsado a la compañera mamá.

Lactancia en libertad
La lactancia materna ganó la batalla, siempre lo hace ¿verdad?. En un comunicado emitido por el centro comercial, afirmaron que se encuentran tomando “las medidas necesarias” para asegurar de que todos sus empleados sean conscientes de que apoyan el derecho de la madre de amamantar a sus hijos en el establecimiento, “ya sea en el salón para amamantar o en cualquier sitio”.

Anuncios