Las redes sirven de escaparate y de impulsor de muchas cosas, unas positivas, y otras no tanto. Para poder filtrar bien los contenidos de la red, debemos poseer criterio, algo sobre lo que hablé hace tiempo. Debemos poder distinguir lo que está dentro de una línea de crianza que garantiza un apego seguro, de uno que podrá hacerlo peligrar o establecer, en el peor de los casos, un apego inseguro.
El apego seguro no tiene como eje calmar la conciencia del adulto, de decirle: no pasa nada, hay más oportunidades. La prioridad es dar seguridad y estabilidad al niño, no al adulto, aunque el adulto la precisa, pero no a través de la irresponsabilidad, la comodidad, y el anestesiar la verdad, o pasar por encima de las necesidades del menor.
No, no se puede hacer feliz a todo el mundo adulto, pero es muy fácil hacer feliz a todos los niños, todos los niños son maravillosamente felices con las mismas cosas, con amor, con respeto, con contacto, con comprensión, paciencia, con cariño, con brazos, con colecho, con teta…todos necesitan lo mismo, y todos son felices con lo mismo, independientemente de dónde nazcan ¿qué maravilla verdad?

12821545_10208369858505998_1409411583379056096_nPero lanzan un escrito donde se pretende calmar la conciencia del adulto, y donde se hace del culto al ego una maravillosa carta de ¿amor a quien?

¿A lo mejor para la madre?
¿A lo que ella decida sin antes saber si posee criterio?
¿A lo que le hace sentir bien a la madre?
¿A conseguir tú felicidad?
Tú, tú, tú, tú, tú……..
Mi, mi, mi, mi, mi….

No, no es bueno hacerte sentir culpable, tampoco lo es que mires hacia otro lado y encima te des besitos….Los besitos deben ser para tu pequeño/a, tranquila que jamás te faltarán sus besos…si no sabemos qué importancia conlleva ser responsables, durante un tiempo, de otro ser humano, si no entendemos que el menor no es nuestra propiedad que debe aceptar todas nuestras necesidades, malos humores, malos días, nuestra impaciencia, nuestra prisa, nuestro ego, nuestro tiempo…mejor no tengamos hijos, así de claro. Ningún ser humano merece soportar tu ego, tenga la edad que tenga, y menos un menor que no posee recursos para defenderse o valerse.

Cada cual posee circunstancias personales que le han impedido parir naturalmente, amamantar, portear, colechar, que no vayan a preescolar, pero que tú no hayas podido, no implica que LO MEJOR no siga siendo: parir naturalmente, amamantar, colechar, portear, y estar con su familia los primeros años de vida, y no TUS CIRCUNSTANCIAS, no vendas tú vida como la ideal, defiende lo mejor a pesar de tus circunstancias.
Centrar la crianza en tus necesidades es olvidarte y desconectarte de las del bebé, no le dejes solo, porque ellos se sienten muy solos ¿os imagináis el desamparo? Ellos ni imaginan la vida sin ti, cuando ignoras su llanto se sienten como algo defectuoso, como si no fueran lo suficientemente buenos para ser amados, un niño que no es amado, no deja de amar a sus padres, deja de amarse así mismo, empieza a rechazarse, a destruirse internamente y para siempre, normalmente, eso es apego inseguro, y maltrato psicológico.
Infórmate, aprende qué es lo mejor, y comparte sólo lo que sepas que es lo mejor, no difundas cualquier cosa aunque antes lo hayan compartido 1 millón de personas ¿sabes cuantos libros se han vendido para enseñar a anestesiar a los padres frente al llanto del hijo, afirmando que enseñan a tu hijo a dormir? “No importa cuanto llore, lo importante es que debes enseñarle a dormir”…pues este texto va en la misma línea, no importa nada, lo importante eres tú….
Y tú decides ¿quién es más importante para ti? ¿Tú, o quienes amas?
Sé una MaPadre consciente, infórmate, y trata a tus hijos con la misma humanidad con la que deseas ser tratado.

Esto SI ES LO MEJOR:

12821508_10208613305470851_9108558289571884710_n

Gracias Lardamma por ofrecer luz

Mayka Martín

Anuncios