Seguir abriendo y ganando espacios es imprescindible para normalizar algo, una pena tener que normalizar algo que es natural, una función fisiológica de nuestros cuerpos como es la Lactancia Materna. Aquí, en España, aun no ha llegado, pero en Argentina, han lanzado una campaña para que haya más espacios donde dar de mamar sin “opiniones” indeseables o miradas entrometidas.

Desde la organización Mumalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) se ha impulsado una campaña para que haya bares “amigables con la lactancia materna” en la ciudad. Así los locales gastronómicos deberán ofrecer un espacio donde las mujeres puedan amamantar, aunque no hayan consumido nada.

Lo ideal sería que no hubiera zona destinada para amamantar, que pudieras dar el pecho sin problema en cualquier lugar, porque no sientes juicio, porque la sociedad ha vuelto a sus raíces en torno a la crianza y respeta de nuevo su instinto. Para algunas madres es difícil, sobre todo en el momento de la lactancia, tener que explicar o aguantar miradas o preguntas, así que entiendo que aun haya quienes prefieran usar una zona reservada, hay que ser comprensivas ¡faltaría más! Poder amamantar fuera de casa se hace muy cuesta arriba para algunas mujeres, les resta libertad, movilidad, cuando dar la teta es lo que te da mayor libertad en la crianza, porque les da pudor, les produce incomodidad, así que saber que puedes localizar con facilidad, un espacio para ello, con cierta privacidad es positivo para esas madres. Personalmente, he amantado donde han tenido hambre mis hijos, pero es algo que decidirá cada una, por supuesto sin atender a presiones sociales, sino sólo, las personales.

La campaña ya ha empezado y cuenta con el apoyo del coordinador de Políticas Regionales del Ministerio de Gobierno de Salta, Carlos Morello en el restaurante vegetariano Vaikuntha.

“Bares amigables con la lactancia materna son todos aquellos espacios que apoyan a las mujeres y quieren que las y los bebés crezcan sanos. La iniciativa requiere de bares que cedan un espacio para que las madres amamanten a sus bebés sin obligación de consumir. La lactancia es el primer acto de soberanía alimentaria y eso significa, nada menos, defender el derecho a nutrirnos con libertad y de forma sostenible. Amamantar solo requiere de un espacio respetuoso y sin prejuicios”, difundieron desde la organización.

La iniciativa forma parte de un proyecto presentado en la ciudad de Buenos Aires por la Diputada Nacional de Libres del Sur Victoria Donda.

En enero del año pasado, el Estado reglamentó la ley de promoción y concientización pública sobre la lactancia materna, que busca informar y educar sobre la Lactancia Materna.

“Si se empezase a amamantar a cada niño en la primera hora tras su nacimiento, dándole solo leche materna durante los primeros seis meses de vida y se siguiera dándole el pecho hasta los dos años, cada año se salvarían unas 800.000 vidas infantiles”, asegura la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.)

Los comerciantes interesados en sumarse a la iniciativa pueden escribir a mumalasal ta@gmail.com. ¡Qué cunda el ejemplo!

Anuncios