El primer fin de semana de junio, en Bellprat (Cataluña), los libros se encuentran en cada rincón del pueblo. Un banco con libros “olvidados”, un rincón donde se investiga la escena de un crimen, libros en los árboles, libros en un parque, una plaza, una calle, un balcón o ventana. Corros de personas que hablan sobre un libro, que debaten sobre lecturas, niños que conocen una nueva historia. Pasees por donde pasees, en Bellprat, hay libros o pequeñas librerías o puestos con libros, todo un paraíso para nosotros.

bellprat vila del llibre

bellprat vila del llibre

Hay actividades para los niños, cuenta cuentos, manualidades, hay hasta un laberinto construido con fajos de paja, que a su vez sirven para sentarte, porque todo lo que te rodea es rústico, natural. Había muchos niños que amaban a los libros.

bellprat vila del llibre

bellprat vila del llibre

También pudimos encontrar un rincón con una preciosa selección de literatura infantil presente en las bibliotecas públicas catalanas, así, pudimos conocer títulos que no conocíamos o simplemente valorar la rica oferta que existe en nuestras bibliotecas destinadas a los pequeños.

bellprat vila del llibre

bellprat vila del llibres

Había libros nuevos, y libros de segunda mano, libros para mayores, pequeños y para los que no tienen edad a la hora de leer. Disfrutamos como locos, y si tu puedes, el próximo año, te invitamos a que tampoco te lo pierdas, seguro que nos veremos.

Mayka Martín

Anuncios