¿Todos tenemos claro que los medios de comunicación son en un 95% medios de manipulación? ¿Que salvo los independientes, poco puedes fiarte de quienes están patrocinados por un capital desconocido y que sin duda está protegiendo sus intereses económicos?

Los periódicos de papel, o los digitales, salvo independientes (y no todos) sirven a favor de quienes pagan sus nóminas, debemos tenerlo claro, así que, cuando leas una noticia, hazlo desde el espíritu crítico, no debes el devoto, o la creencia de que un periodista se debe a la verdad. Deberse se debe a ella, pero claro, la verdad no paga las nóminas…

La Vanguardia ha publicado una noticia de la que ha tenido que variar el titular, pero que, de todos modos, está escrita de un modo manipulativo, puesto que sólo de pasada y al final cuanta la verdad del resultado de un estudio.

Os dejo el primer titular, y el que ahora han corregido:

leche materna y sobrepeso

 

lactancia materna y sobrepeso

Y ahora el resultado de esos estudios, expresados sin pretender manipular.

El estudio financiado por la Junta de Andalucía y el Ministerio de Economía y Competitividad, y que ha sido coordinado por la Universidad de Granada ha demostrado que la lactancia materna podría modular el efecto negativo de la obesidad materna durante la gestación y ayudar al bebé a retomar una curva de peso más adecuada a partir de los seis meses de vida, como veis nada que ver con el titular que se dio en primer lugar.

La obesidad materna no afecta negativamente a la producción y calidad de la leche de la madre, no sólo eso, sino que, podría corregir el sobrepeso del bebé ¿nada que ver verdad?

En este proyecto denominado Preobe, los científicos analizaron el crecimiento de los bebés nacidos de 175 mujeres (obesas y con peso normal) durante los primeros dos años de edad. El estudio evolutivo de los niños se realizó a los 3, 6, 12, 18 y 24 meses, siguiendo los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los hijos nacidos de madres obesas mostraban un peso al nacer significativamente mayor que los nacidos de madres con peso normal, así que este hecho colocaría a los recién nacidos de madres obesas desde el inicio de la vida en una curva de peso más alta que los recién nacidos de madres “normopeso”. Podríamos pensar que esto supone un riesgo mayor de ser obesos durante la niñez y la vida adulta, pero los resultados a demostrado otra cosa.

La muestra se dividió según el tipo de alimentación que recibieron los bebés a los tres meses de edad: lactancia materna exclusiva, fórmula láctea infantil o alimentación mixta.

Resultados

Los hijos de madres obesas que fueron alimentados exclusivamente con leche materna presentaban a los seis meses un peso más bajo respecto a los alimentados con leche artificial. Es decir, la LM corrigió ese sobrepeso con el que nacieron, algo que no sucedió con los que fueron alimentados con leche artificial.

Así que, los resultados han sugerido que existe un mecanismo protector de la leche materna frente al potencial efecto negativo de la obesidad materna durante la gestación sobre el crecimiento y desarrollo fetal.
La leche materna parece tener otra capacidad más: la capacidad de recuperar al bebé que ha sufrido las alteraciones metabólicas maternas intraútero.

Según los investigadores, los resultados obtenidos muestran que la lactancia materna podría modular el efecto negativo de la obesidad materna durante la gestación y ayudar al bebé a retomar una curva de peso más adecuada a partir de los seis meses de vida.

Si tienes sobrepeso (o no), ya sabes, tu leche es la mejor opción siempre, pero tienes el añadido de que regulará su peso en torno a los seis meses.

Cuando leas una noticia, examínala con lupa, sobre todo si es sobre Lactancia Materna y hablando mal de ella.

Mayka Martín

Anuncios