El nacimiento en casa, más seguro que en los hospitales. Amplio estudio nacional

En Holanda, la mayoría de los nacimientos tienen lugar en el hogar, no en hospitales. Un estudio incluido en el BMJ ha encontrado que entre las mujeres cuyos embarazos son de bajo riesgo suceden menos efectos negativos en casa que en los partos llevados a cabo en el hospital, especialmente después del primer embarazo.

El estudio, publicado el 13 de junio de 2013, se centra en dos serios casos contrarios, hemorragia posparto y la extracción manual de la placenta, ambos de peligro mortal, y la entrada también incluye la admisión a cuidados incentivos, eclampsia y más de cuatro células empaquetadas en una transfusión sanguínea.

Se centraron en los resultados del parto de todas las mujeres cuyos embarazos fueron clasificados como de bajo riesgo del 1º de agosto de 2004 al 1º de agosto de 2006: un total de 146,752. En Holanda, la mayoría de los niños nacen en casa, así hubo 92,333 (62.9 %) partos previstos en el hogar y 54,419 (37.1 %) partos hospitalarios. Los autores concluyeron de ello:

Las mujeres de bajo riesgo en atención primaria al principio del parto con un parto planificado en casa tuvieron menores tasas de morbidez materna severa aguda, hemorragia posparto, y extracción manual de placenta que aquellas con parto planificado en el hospital. Para las mujeres que han tenido hijos [al menos un parto antes] estas diferencias fueron estadísticamente significativas, los riesgos absolutos eran pequeños en ambos grupos. No hubo pruebas de que el parto en casa planificado entre las mujeres de bajo riesgo condujera a un mayor riesgo de resultados adversos graves en un sistema de atención a la maternidad con parteras bien entrenadas y unos buenos sistemas de referencia y transporte.

Sumario con los resultados del estudio

En comparación con las mujeres que optaron por nacimientos caseros, las que optaron por nacimientos en un hospital se vieron:

1.8 veces más predispuestas a sufrir severos casos de morbidez

2.3 veces más predispuestas a acabar en cuidados intensivos

2 veces más predispuestas a sufrir eclampsia

1.47 veces más predispuestas a sufrir múltiples transfusiones de sangre

1.37 veces más predispuestas a sufrir de hemorragia posparto

1.44 veces más predispuestas a sufrir la retirada manual de la placenta

Los resultados para las mujeres que daban a luz por primera vez estuvieron cerca, pero hubo una pequeña diferencia a favor del nacimiento en el hogar. En ningún área se pudo probar que fuera más seguro planificar un nacimiento en el hogar para primogénitos. Las mujeres que dieron a luz tras su primer hijo experimentaron incluso mejores resultado en los partos en el hogar. Aquellas mujeres que escogieron el hospital sobre los partos caseros se vieron:

2.3 veces más predispuestas a sufrir severos casos de morbidez

2.1 veces más predispuestas a sufrir múltiples transfusiones de sangre

1.92 veces más predispuestas a sufrir e hemorragia posparto

2.31 veces más predispuestas a requerir la retirada manual de la placenta

Medicalización del nacimiento

El hecho es que el empuje de la moderna medicina para medicalizar todos los nacimientos nunca se han basado en lo que es mejor ni para la madre ni para el hijo. El estudio holandés incluyó todos los nacimientos durante un plazo de dos años. ¿Qué más es necesario para probar que lo natural es generalmente mejor?

Uno de los celebrados informes de Colaboraciones de Cochrane encontró que el nacimiento es menos seguro en los hospitales. La intervención médica más rutinaria, el cortar tempranamente el cordón umbilical, priva al niño de una tercer parte de su propia sangre y se realiza en casi cada parto. Sin embargo la tendencia es a llevar cada simple parto a un hospital, a destruir la más sagrada de las experiencias y causar una cantidad de dolor que es casi inconcebible.

Ciertamente, hay un lugar para la medicina moderna. En raros casos donde se puede salvar vidas. Así, como los autores de este estudio sugieren, mientras haya una comadrona cualificada, con respaldo médico y transporte si es necesario, tanto los recién nacidos, como sus madres, estarán mejor evitando las intrusiones y la deshumanización de la aproximación médica al parto.

Autor: Heidi Stevenson, traducido por Crianza con Apego Natural

Fuentes:

Severe adverse maternal outcomes among low risk women with planned home versus hospital births in the Netherlands: nationwide cohort studyBMJ; Ank de Jonge, Jeanette A. J. M. Mesman, Judith Manniën, Joost J. Zwart, Jeroen van Dillen, Jos van Roosmalen; doi:10.1136/bmj.f3263

Anuncios