Cuando tenemos la subida de leche podemos tener mucha presión en los senos, se nos pueden congestionar, tener molestias y quizá el bebé no nos lo vacíe totalmente aún, recuerda que tu hijo es el mejor de los extractores, pero, lógicamente, si mama más, producimos más…

La extracción manual es un buen método para aliviar esa tensión natural, e incluso en caso de mastitis o pechos ingurgitados, extraernos hasta notar alivio es una buena opción sin que por ello aumentemos la producción de Leche Materna, y sin duda es menos agresiva que la de un saca leches. Además, si usas el sacaleches puedes tener como resultado un exceso de producción, algo que empeoraría algunas situaciones, por eso es mejor hacerlo manualmente si el objetivo es limitar la presión mamaria y no aumentar cantidad de leche.

  • Para hacerlo primero debes lavarte muy bien sus manos con agua y jabón.
  • Ten preparado un recipiente para almacenar leche que te extraigas y así puedes aprovecharla. Busca uno de boca ancha, te será más fácil, evidentemente éste debe estar bien limpio y lo más estéril posible si luego vamos a usar esa leche para alimentar al bebé.
  • Tener al bebé cerca cuando nos vamos a extraer estimula la eyección láctea.

Pasos a seguir para una extracción manual de Leche Materna:

  • Masajéate un poco los senos, ponte toallas tibias o agua templadita sobre éstos, así estimulas el flujo de leche al activarse la hormona que lo propicia, la oxitocina.
  • Inclínate hacia delante, la gravedad ayuda.
  • Sostén el seno con tu dedo índice y pulgar, colocados por fuera de la areola, como si formaras las letra U.
  • Empuja hacia adentro, en dirección hacia la pared torácica para llegar detrás de los conductos galactóforos. Después, desliza el pulgar y los dedos hacia el pezón. Este movimiento no debe apretar mucho, y debe hacer rodar los dedos como si estuviera tomando impresiones del pulgar y los dedos. No aprietes el pezón, solo la areola, te harás daño sino, al margen de no extraer efectivamente.
  • Repite el proceso girando la mano alrededor del seno, una y otra vez, alternando las zonas presionadas.
  • Cambiar de seno cada pocos minutos favorece la extracción.

extracción manualNo te desesperes si al principio solo salen unas gotitas, o no salen, es cuestión de práctica, de relajarse, al final lo consigues.

Mayka Martín

Y recuerda que si tienes alguna duda puedes preguntarme al hilo de esta entrada o al mail:

crianzaconapegonatural@yahoo.es

Anuncios