“Los alimentos son como los futbolistas: todos importantes, ninguno imprescindible”

Carlos González

Muchas (pa)madres se preocupan porque sus hijos no toman este o aquel alimento, cuando no existe alimento imprescindible, lo que si es indispensable es tomar unos nutrientes, pero por fortuna hay muchos alimentos con lo que confeccionar una dieta saludable sin tener que comer algo que no nos gusta nada. En el caso de los niños y niñas es aún más importante el hecho de no obligar a comer algo, basta que incites a que coma una cosa para que la rechace, así son ellos ¿tú no harías lo mismo?

Así que si no le gusta la leche, por ejemplo, deberemos encontrar un alimento que aporte sus nutrientes y que si le guste, por ejemplo el yogurt (sin azúcar y natural), el queso fresco (sin sal), etc

“Nada. Salvo en los bebés menores de 1 año, en los que la leche materna es su alimento principal (y el único hasta los 6 meses), la leche ni es indispensable para una dieta saludable ni es necesario tomarla durante el resto de la vida ya que se puede cumplir con los requerimientos nutricionales sin ella, incluyendo el calcio. Si no nos gusta, no la tomamos. Se trata de un alimento más, sus nutrientes no son insustituibles” Azahara Rupérez, Bioquímica y doctora en Nutrición y Tecnología de los Alimentos

Quizá no conoces los grupos de alimentos, o las porciones diarias a ingerir de cada uno de ellos, conocerlos te ayudará a equilibrar la dieta de tu hijo y la tuya propia. Y recuerda, dentro de cada grupo hay muchos alimentos distintos, ofrece lo que le gusten dentro de cada grupo. Si no le gusta la pasta, puede que si le guste el arroz ¿y el pan? ¿sabes que son cereales también? Hay mamis que me preguntan que qué hacen, que su hijo no quiere cereales, ¿pero le gusta el pan? Pues hazle una tostada de pan en el desayuno o merienda que además es mucho más saludable.

También recuerdo que los niños hasta los 2 años son LACTANTES, es decir, la leche es su principal alimento, por eso cuando hablamos de alimentación en esa edad hablamos de Alimentación Complementaria, ya que COMPLEMENTA  a la leche. La mejor leche es la de su madre, la materna, en su defecto la artificial, aunque a partir del año puede tomar la de vaca. Recordar que las bebidas vegetales no son leche, no aportan los nutrientes que debe obtener el niño o niña en su dieta lactante, son un buen alimento, pero no sustituye en nutrientes a la leche animal.

“Hay que tener en cuenta que los niños pequeños pasan por etapas en las que rechazan alimentos sin más explicación, para luego volver a comerlos tiempo después”. Azahara Rupérez, Bioquímica y doctora en Nutrición y Tecnología de los Alimentos

piramide-alimentaria-infantil

¿Y a qué equivale cada porción?

Leche y productos lácteos:

En este grupo cada porción equivale a una taza:

Es decir

1 taza de leche

1 taza de yogur

1 trozo de queso natural o 2 de queso procesado (la porción equivale al tamaño de una carta de naipe).

Granos, cereales, arroz, pasta, pan, etc:

La porción equivale a media taza.

verduras y hortalizas:

Equivalen a media taza si son cocinadas o a una taza si son crudas.

Frutas:

Debe consumirse diariamente de 2 a 3 porciones de fruta, es decir una manzana, una naranja, una banana pequeña, un pedazo de papaya, etc

Cuando hablamos de zumo entendemos el jugo que suelta una fruta después de exprimirla, que consumimos desechando la pulpa. Es decir, no estamos incluyendo aquí los batidos, zumos comerciales o smoothies hechos con la fruta entera. Un vaso de zumo natural, no equivale a una pieza de fruta aunque sea casero, estamos perdiendo cantidad de nutrientes que quedan en la pulpa, y sobre todo estamos desechando la fibra.

Carnes, huevos, legumbres

De este grupo puede consumir 2 porciones, cada una de 100 gramos, tomando en cuenta por ejemplo, que generalmente un huevo pequeño pesa aproximadamente 0.50 gramos, si consume dos huevos ya tendría una porción. Si es carne hay que tener en cuenta que pese 100 gramos y que preferiblemente deben ser carnes blancas como pollo sin piel y pescado, las carnes rojas mejor si es una vez por semana y cortes magros (sin grasa).

Porciones que se deben consumir (empieza a los 2 años por lo dicho anteriomente, antes son LACTANTES)

alimentación equilibrada

¿Cómo saber si un niño está bien o mal alimentado? La principal pista es observarlo: si ríe, llora, salta, atiende y no está apático todo el día, buena señal.

Julio Basulto, nutricionista

Si estás en el periodo del comienzo de la Alimentación Complementaria te dejo el enlace a mi libro: TU HIJO SABE COMER SOLO:

https://crianzaconapegonatural.wordpress.com/libro-blw/

portada tu hijo sabe comer solo

Anuncios