Así es, bien parece que aún haya (pa)madres que no han asumido que el cuerpo de sus hijos no es suyo, que no es su propiedad, ni sus sentimientos, ni sus emociones deben ser dirigidas o tuteladas por ellos. Cada día me encuentro con obligaciones sociales, culturales o familiares con respeto a los niños y niñas, obligaciones a las que sería impensable -o ilegal- que sometiéramos a un adulto, pero que ahí están, normalizadas y que les ponen en serio peligro, ya no sólo porque les faltamos al respeto, sino porque les exponemos al abuso sin darnos cuenta.

No, sus cuerpos no pertenecen a sus padres, a su profesor/a de infantil o primaria o a la profe de baile o al entrenador de fútbol, ni a una posible cuidadora, ni a tu mejor amiga, ni al tío X o la prima Y…

No tiene que abrazar o besar a alguien sólo porque se le ordene, o se le pida, ni siquiera a ti misma, si, ni siquiera tiene la obligación de besar a mamá ¿Desde cuando es amoroso obligar? No debemos invalidar esos fuertes y sanos instintos que tienen todos los niños y niñas de negarse a tocar a alguien, de no querer tocar o dejarse tocar por quien no desea ser tocado, por mucho que tú aprecies a esa persona, aunque sea tu madre (su abuela), aunque sepas que esa persona le adora, que no es un peligro, debes respetar sus sentimientos y el derecho a decidir sobre su cuerpo, sobre la demostración de emociones.

El respeto, la educación, no tiene como vía el dar besos, abrazos, respetar no implica tocarse. Nuestros hijos aprenden a ser educados y respetuosos mediante el ejemplo, no mediante la imposición, mucho menos física ¿Es respetuoso obligar a recibir contacto de quien no quieres recibirlo? ¿Obligarías a tu pareja a besar a quien no desea, a dejarse tomar en brazos o ser abrazada por quien no desea, quizá por un desconocido incluso? ¿Tú te dejarías besuquear por un desconocido? ¿Por qué los niños y niñas están obligados por norma social a hacerlo? Simplemente es una muestra más de sumisión cultural obligada para con los niños y niñas, todos deben acceder a las demandas de contacto de los adultos, y si no, es que lo estás educando mal o es un mal educado, el niño o niña comienza a ser juzgado emotivamente, es testigo de: Qué niño más antipático, qué arisco es, su hermana es más cariñosa, tienes que enseñarle a besar a la familia… ¿Todos los niños y niñas deben ser muñecos accesibles a cualquier adulto? ¿Si no es malo? ¿Se porta mal?

ninos-limites-foto

Lo peor que he llegado a oír a lo largo de mis crianzas de hijos ha sido: “Si no me das un beso voy a llorar, me voy a morir de pena”, jamás consientas que le digan eso, porque ¿Cómo evitarás que luego, cuando sea adult@ alguien use el: “Si no me das sexo -o me dejas tocarte- es que no me quieres…”?

Forzar a los niños a someterse al afecto no deseado simplemente porque lo exige un familiar, porque sino se nos ofende o enfada el adulto, les enseñamos que su cuerpo en realidad es algo que gestiona el adulto, los adultos (no solo los padres), le mandamos el mensaje de que sus cuerpos no les pertenecen, que deben dejar a un lado sus propios sentimientos y acceder a satisfacer los requerimientos de los adultos sobre él, sus cuerpos y sus sentimientos.

Esto es muy peligroso ya que les pone en serio peligro de ser abusados sexualmente, a que cuando seas adolescente te sometan a comportamientos sexuales simplemente para que seas aceptada, para que te quieran, o incluso exponerte al bullying porque todos se divierten así y realmente da igual si tú te sientes mal, es que debes aceptarlo porque así te lo han ido enseñando a lo largo de los años.

Expertos:

Michelle Ortiz, sicóloga de niños y adolescentes del Metropolitan Psychological Services of Puerto Rico en San Juan

“No. A los niños no se les debe obligar a dar besos, ya que ellos deben desarrollar su afecto hacia las personas. Decirles vete y dale un beso a esa persona y empujarlo a hacerlo no es acertado”

Ursula Wagner, especialista de salud mental experta en temas de abuso en niños:

“Forzar a los niños a tocar a la gente cuando no quieren los deja vulnerables a los pederastas, la mayoría de los cuales son personas conocidas para el niño del que abusan”

“Obligarlos a dejarse tocar o abrazar envía un mensaje de que hay ciertas situaciones en las que lo que hacen con sus cuerpos no depende de ellos”

“Si son obligados a mostrar afecto aunque no quieran, más adelante los hace vulnerables al abuso sexual”

Vinka Jackson, madre, psicóloga:

“[…] los niños tienen derecho a que sus ritmos sean respetados y a saber que pueden expresarse, elegir de qué forma prefieren vincularse con los adultos y también con otros niños.”

“Sí. A nosotros los grandes, nadie podría o debería obligarnos a besar o abrazar a alguien si no queremos. El mismo respeto merecen los niños”

Jennifer Fuentes, sicóloga de Servicios Psicológicos de Laguna Gardens:

“Se les da mensaje de obediencia absoluta a los adultos (cualquiera) y puede verse afectada la capacidad de asertividad”

ninos-a-tomar-decisiones-sobre-cuando-abrazar-o-besar-a-otros

Su sexto sentido

A veces un niño puede reconocer algo extraño en un adulto que nadie más percibe, ellos son muy sensibles a todo, nosotros ya tenemos piel de cocodrilo frente a algunas cosas, ellos no. Tal vez no es que sea un pederasta simplemente es muy pesad@, quizá hace muchas cosquillas, quizá abraza demasiado fuerte y molesta, quizá te deja babas al besarte y te da asco ¿no es posible?, quizá siempre te hace bromas que no te gustan, quizá no te cae bien y punto ¿o a ti te cae bien toda la familia?

Así que, lo mejor que puedes hacer, es trabajar ese instinto, ese detector, que naturalmente posee tu hijo ¿recuerdas si alguien de niñ@ te hizo algo que sentías que te hacía sentir mal, algo incómodo, algo que deseabas repeler y la norma social te lo impedía? ¿Debe tu hijo o hija repetir ese malestar, es necesario para su edad adulta? ¿No es en verdad lo que necesita para su edad adulta saber seleccionar el contacto, decidir con seguridad y empoderamiento quien le puede tocar y quien no? ¿No debemos empezar a respetar su humanidad desde el conocimiento de su existencia dentro de nosotras mismas? Respetar a tu hijo para que preste atención a esos instintos puede protegerlo en el futuro de un abuso, durante toda su vida, no sólo en la infancia. Muchos enseñan a sus hijos desde pequeños a que deben utilizar sus cuerpos para hacer felices a otros, realmente eso es lo que se hace cuando se les impone besar, abrazar o ser besado y abrazado

Así que, por favor, explica a tus familiares y amigos que tu hijo o hija decide quien le toca y quien no, ahora y cuando sean adultos, exactamente igual que tú, igual que cualquier adulto. Que cuando un día les bese o abrace lo hará de corazón y por voluntad propia, que si no prefieren eso a que sean obligados. Que no se ofendan, que si entre todos trabajáis esto, si todos le respetáis, estáis, entre todos, evitando que alguien abuse de ellos alguna vez en sus vidas. Nadie debería molestarse, todo lo contrario.

Si un niño o niña dice NO, también quiere decir NO.

¿No crees?

Mayka Martín

Anuncios