Y el eje de mi mundo varió.
Mi círculo se abrió hasta verterse.
Me desbordé,
Toqué el cielo y arañé los suelos.
Me apreté tanto el alma…
Que en segundos se volvieron dos…
Me llené y me vacié
Y al vaciarme,
Me llené más de lo que nunca pude,
Hasta límites enriquecedores.
Y me vi más allá de lo que nunca

Fui capaz de contemplar.
Con miedo me di,
Con el goce de sortear el abismo
me asomé para devorar la Luz
Y te vi, y me vi
Y nos vimos
Y supimos que era
Un amor para toda la vida
Capaz de sortear y vencer
A la propia muerte.

***

Mayka Martín

Anuncios