Os recomiendo encarecidamente la lectura de “Migjorn, casa de naixements. Parir, néixer i créixer. Posem paraules a les vivències”, está en catalán y castellano, es decir, hay textos en una u otra lengua. Son testimonios de la casa

de nacimientos de Migjorn, y acerca al mundo de los nacimientos respetados, la experiencia de personas que han hecho uso de ella o han colaborado en él.

Migjorn, casa de naixements. Parir, néixer i créixer. Posem paraules a les vivèncie
Os dejo un fragmento muy hermoso:
Y pienso, cuán diferentes se deben sentir aquellos niños a los que se les da el tiempo que necesitan para nacer, que se le respeta su viaje y se acogen sin molestar, en silencio o con los ruidos que les son familiares; la voz de sus madres, de sus padres o de sus hermanos. Cuán reconfortado se deben sentir con el calor de sus madres, ese olor que los apacigua, la teta que los calma, esa mirada enamorada, ese dejarse dormir tranquilo, junto a sus padres, junto a su piel, sin tiempos, para siempre, conscientes de lo que viven y por qué.
Porque la habitación se transforma en un vergel, de cálido clima, lujos y alisios que refrescan el alma, corazones encogidos, gozosos que celebran la vida, padre estandarte y protector de su camada y de su amada, orgulloso de la hembra-mujer, esa madre loba cargada de fuerza, brava y enamorada, que acoge a su cría a mansalva. Ese bebé que abre los ojos por primera vez, que experimenta el tacto con la piel de su madre, el oído con la nana de su voz, la vista con sus ojos y el gusto con su teta… Un bebé rayo de luz, de esperanza, tranquilo y ajeno al mundo que lo recibe, como debe ser, como siempre ha sido y como debería seguir siendo.
Si, así la vida sí parece un milagro, y dan ganas de devorarla a bocados.
Fragmento del libro: Migjorn, casa de naixements. Parir, néixer i créixer. Posem paraules a les vivències. De la Ed. Icaria Milenrama. Testimonio: Sí, así la vida parece un milagro y dan ganas de devorarla a bocados, de Amanda Antquera, Comadrona, Pagina 180.
Anuncios