Muchas madres preguntan, “¿Puedo dar del pecho después de un nacimiento con cesárea?” La respuesta es SÍ. No hay razón alguna por la que no puedas dar del pecho exitosamente.

Hay nacimientos con cesárea electivos, tras los cuales los niños se encuentra usualmente muy alerta, y hay cesáreas de emergencia que pueden ser más estresantes para madre e hijo. Hay también diferentes tipos de anestésicos empleados dependiendo de las circunstancias. Muchas madres tienen una anestesia epidural o un bloqueo espinal, de manera que están despiertas y alerta a lo largo del proceso. A veces la anestesia genera es necesaria pero madre normalmente se despierta rápidamente de la misma.

Compañeros:

Afortunadamente, en los últimos años, los compañeros han sido animados a estar presentes en el teatro de operaciones, compartir el nacimiento de sus hijos. Tu compañero puede ser una fuente de apoyo moral y físico y estar implicados con su niño desde el nacimiento.

Después del nacimiento:

Recuérdale a tu doctor, al pediatra y las comadronas, que deseas darle el pecho lo antes posible. Intenta mantener al mínimo el que otros sujeten a su hijo. En algunos hospitales el niño es colocado en contacto directo piel con piel con la madre mientras ella sigue aún en la mesa de operaciones. Tan pronto el pediatra se siente contento ante la condición del niño, este es colocado bajo las sábanas estériles sobre el pecho de su madre mientras el médico aún la está cosiendo. Si esto no es posible, tu hijo puede entrar contacto piel con piel contigo en la sala de recuperación. Dar del pecho puede ser parte de este momento de amor y contacto. No importa la anestesia que hayas experimentado, no necesariamente interfiere con darle el pecho a tu niño.

Monet Nicole – Birthing Stories, photography

Darle el pecho a tu niño:

Aunque pueden a veces tener efectos a corto plazo (por ejemplo un ligero retraso en la subida de la leche), la forma en que tu niño llega al mundo no impacta generalmente el éxito dar de pecho.

Colocar a tu niño sobre el pecho es muy importante para ayudar a establecer el dar de pecho y prevenir el dolor de pezones. No importa el soporte que uses, asegúrate que el cuerpo de tu niño esté cercano, pecho con pecho, barbilla contra el pecho, nariz alejada del pecho. Para la información sobre como posicionamiento y atracción, véase el folleto de la Australian Breastfeeding Association booklet titulado Breastfeeding: an introduction (https://www.breastfeeding.asn.au/bfinfo/attachment-breast ), o reflexiones sobre el artículo sobre los pechos de este website. Las posiciones que puedes encontrar útiles después de una cesárea son sentarte con una almohada en tu regazo para apoyar a tu niño y proteger tu herida; yacer de costado; o con tu niño en la posición del antebrazo (o “gemelo”), con sus pies hacia tu espalda.

No importa como se presente tu niño, la alimentación nocturna es importante para que él reciba tu calostro y para comenzar a aprender a dar de pecho. La alimentación nocturna ayuda a prevenir la obstrucción del seno y para establecer tu suministro de lecho.

Cuando debe esperarse para dar del pecho:

Mientras que es ideal para una madre e hijo estar en contacto directo piel con piel a una hora de nacer, no toda madre con cesárea puede empezar a dar del pecho inmediatamente. Puedes necesitar o pedir un anestésico general o tu hijo podía tener la necesidad de ser colocado en una incubadora durante un rato para estabilizar su condición. Mientras que dar de pecho pronto ayuda al niño y la madre, hay una cosa importante que puedes hacer mientras esperas y es incitar la salida del calostro. El calostro es una especie de superleche de pecho y contiene más proteínas y factores de inmunidad que la leche de pecho madura. Actúa como laxante natural para la salida del meconio, la primera deposición de tu hijo.

Tiempo de ir a casa:

Al final de tu estancia hospitalaria, tu suministro de leche aún se estará ajustando a las necesidades de tu niño. El descanso es importante para cada cualquier nueva madre, que haya tenido un nacimiento con cesárea. Dar el pecho te da una maravillosa excusa para sentarte o tumbarte. Algunas madres encuentran que tienen un regreso más lento a su nivel natural de energía que si hubieran tenido un nacimiento vaginal. Como el nacimiento por cesárea es considerado como cirugía abdominal mayor, tened cuidado de no cargar nada más pesado que vuestro bebe durante al menos las seis semanas tras el parto. O hasta vuestra revisión postnatal, mientras vuestro cuerpo tiene tiempo de recuperarse.

En conclusión:

No dejéis que nadie os persuada de que no podéis dar de mamar después de una cesárea. Si necesitáis más ánimos, contactar con un consejero de la Australian Breastfeeding Association(1), que estará más que contento con cualquier cuestión sobre dar del pecho, si queréis, pueden poneros en contacto con otras madres que hayan dado del pecho después de una cesárea. Información más detallada, incluyendo una lista de consejos de otras madres pueden encontrarse en el folleto de la ABA, Breastfeeding: caesareans and epidurals.

 

  1. En España consultad en LactApp (aplicación móvil gratuita realizada por Asesoras de LM IBCLC), con Asesoras de Lactancia IBCLC para consultas muy específicas, para las comunes una Asesora de Lactancia a secas (certificada). Puedes consultar con La Liga de la Leche España, o de tu comunidad, grupos de apoyo a la Lactancia. Leer libros como: Un regalo para toda la vida, de Carlos González mejor si es durante tu embarazo.

 

 

Mayka Martín

Anuncios