Hay zapatitos la mar de monos para los bebés, es normal, para un bebé hay de todo y más. Pero ellos (que son súper inteligentes) por muy bonito que sea el zapato, por muchas ganas que tenga papá o mamá de que los luzcan, se los quitan. El bebé incluso puede ponerse más inquieto, molesto, y usar su lenguaje: el llanto, y tú dirás ¿qué le pasa? Pues es sencillo: no deben usar zapatos hasta que anden, les molestan.

Los niños son sabios, ellos no necesitan leer estudios científicos para saber lo que necesitan, y es tan sencillo como llorar o quitarse lo que les molesta para demostrar lo que en verdad necesitan. Su intuición, su instinto está puro, el nuestro está lleno de anuncios e imágenes.

Esa es la razón de la tendencia de un bebé a quitarse lo que lleve en los pies, a veces hasta un calcetín, quizá ¿tiene calor en los pies? Yo soy una persona que no soporta el calor en los pies, como yo hay muchas otras, y otras (valga la redundancia) que siempre los tienen fríos y precisan llevarlos calentitos. Como siempre con respecto a un calcetín escucha a tu bebé, pero en lo que ellos y los estudios médicos se ponen de acuerdo es en el uso de los zapatos que debe ser solo cuando ya caminen. Una vez que caminen podrán ir descalzos en casa y en todo momento que nos sea posible, pero por lógica, si va a caminar por la calle, ahí deberá llevar sus zapatos igualito que nosotros ¿verdad?

La moda de poner zapatos a los bebés que ni gatean, ni se ponen de pie, ni andan es tan solo otra moda de hacer caja de empresas, no una necesidad del bebé.

Estudios

Pero los PaMadres necesitamos estudios ¿verdad? pues en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca (Madrid) recomiendan públicamente no calzar nunca a un bebé que no anda porque los pies de los bebés están en continuo desarrollo y si los calzamos antes de tiempo, estamos impidiendo que su estructura ósea se desarrolle correctamente ¿buenas razones verdad?
El pie del niño, o de la niña, está en constante evolución y pasan varios años hasta que le estructura ósea y los ligamentos están desarrollados en su plenitud. Además es un órgano sensorial más importante y sensible que las manos incluso.

Las recomendaciones que nos hacen son estas:

  • Los primeros meses, ponerle calcetines o patucos por el frío.
  • No usar calzado que le cubra el tobillo, tipo botines ya que impide la movilidad del mismo.
  • No debe ir justo, es decir, que al menos tenga un dedo de holgura, alrededor de 1,5 cm más grande que el dedo más largo del pie de tu bebé. También muy importante, el zapato no debe quedar justo ni apretar el pie.
  • Que anden descalzos por un suelo irregular favorece el desarrollo del niño, la playa, el césped…
  • Nunca ponerle zapatos si no anda.
  • Una vez que anden la suela debe ser flexible y permitir la movilidad de las articulaciones sin problema.

Además son más inteligentes

Si, además de todo eso favorecerás la adquisición de conocimientos, su inteligencia, si van descalzos.

¿Otro estudio que demuestre lo que afirmo? Pues el publicado en la Revista Internacional de Ciencias Podológicas.

En Inglaterra se ha empezado a “pedir” que los niños vayan a las escuela en chanclas y zapatillas de estar por casa (algo normal hace tiempo en países nórdicos) para que, cuando lleguen a clase, puedan descalzarse con facilidad.

Esto favorece el bienestar de los niños, se sienten más libres, están más felices y desarrollan mejor su inteligencia según una investigación llevada a cabo por la Universidad de Bournemouth tras monitorizar durante 10 años a miles de niños y niñas en más de 100 escuelas de 25 países.

Lo que ha dejado sorprendidos a los expertos ha sido es que el ir descalzos les hace tener mayor capacidad de atención, tranquilidad, mejor comportamiento en clase y mejores resultados académicos.

¿Y cuando tienen que ir con zapatos por necesidad?

Busca la mayor flexibilidad posible, la piel, cáñamo, esparto, fibras de coco, caucho natural… para evitar el estresar sus pies y poder descargar mejor el exceso de electricidad y favorecer la conexión a la tierra, al suelo que pisan.

Así que pies al aire siempre que puedas, aunque ya no sea un bebé y va por ti también PaMamá.

Mayka Martin

Anuncios