Un nuevo estudio realizado por varios centros de investigación de Australia refuerza la necesidad de dar el pecho a los bebés más de 6 meses. Un factor de riesgo demostrado con este estudio afirma que hay riesgos de padecer una enfermedad hepática en éstos con el tiempo.
La enfermedad hepática grasa no alcohólica (que así se llama técnicamente esta enfermedad) es un trastorno hepático muy frecuente en los países industrializados ya que afecta a uno de cada cuatro adultos. Esta dolencia se produce cuando la grasa se acumula dentro de las células del hígado y se asocia comúnmente con la obesidad y la resistencia a la insulina.

Según la Encuesta Nacional de Salud de Estados Unidos, en adolescentes los casos de hígado graso se han duplicado en los últimos 20 años.

 

Estudio:

Un equipo de investigadores australianos realizó una ecografía hepática a más de 1.100 adolescentes de 17 años de edad, que han sido seguidos desde antes del nacimiento y este fue el resultado: el 15% tenía ya el hígado graso, y entre los afectados, en el 40% de los casos la lactancia materna no superó los 6 meses. En la mitad de ellos incluso no llegó a los cuatro meses.

La Leche Materna humana, recordemos, contiene varios componentes biológicamente activos que tienen un efecto protector sobre la obesidad.

Pero este no es el único factor de riesgo. Fumar durante el embarazo y ser una madre obesa también dispara las posibilidades de que los hijos desarrollen un hígado graso, es decir, cuidar el peso materno es muy importante, se dé o no el pecho.

“Un peso saludable de la madre y la persistencia con la lactancia materna puede tener beneficios posteriores para el hígado en sus hijos”, ha explicado en “Journal of Hepatology” el investigador principal de este estudio el doctor Oyekoya Ayonrinde, de la Facultad de Medicina de Perth (en Australia).

El consejo de los especialistas está claro: “no debe subestimarse el importante papel de las madres en la salud infantil”. En este sentido, habría que alargar la lactancia más de 6 meses por sus múltiples beneficios para la salud. La OMS recomienda una LME los 6 primeros meses y que ésta dure al menos 2 años. Las crías humanas pueden ser amamantadas hasta más de 7 años, cada año de lactancia aumenta sus beneficios en el hijo.

Anuncios