Nueva experiencia real sobre Lactancia Materna más allá de los 2 años. Sabios consejos de quien la ha vivido que espera que os ayude a otras a superar lo que resulta más difícil que nada tiene que ver con la LM realmente.

Muchas gracias a la compañera de tribu y mami.

“Hoy vengo a contar mi experiencia para todas aquellas mamás a quien les pueda servir.

Honestamente me rechina el término de “prolongada” no estoy alargando nada, simplemente me dejo llevar por las necesidades de mi hija… y las mías porqué no. El tiempo pasa tan deprisa… un momento están en tus brazos acurrucados y al siguiente explorando el mundo, para nosotras es una conexión, nuestro momento especial y por un momento sigue siendo mi bebé y parece que el tiempo se detiene.

Llevamos 33 meses, y seguiremos con tándem cuando nazca su hermanito. Lo más duro son las críticas y los consejos no buscados, aunque con el tiempo he aprendido a ignorarlos.

La lactancia no es fácil, generalmente estás sola porque no mucha gente ha dado pecho y no te pueden ayudar, para mi lo más duro ha sido al principio, aprender a dar pecho sin que te duela, la increíble demanda de un recién nacido… y luego ya simplemente fluye. En general, y gracias a grupos de lactancia y a nuestro pediatra, mi lactancia ha sido y es preciosa, con sus altibajos claro pero ante todo muy gratificante. Ahora es muy gracioso, me duele el pecho por la sensibilidad del embarazo y se lo explico, entonces ella le da un besito y le dice “cura cura, mama voy a tomar flojito” ¡es lo más tierno del mundo!

A las mamás que dudan o les preocupe lo que puedan decir, les digo que hagan lo que sienta su corazón y que si ellas y sus bebés así lo quieren, que sigan. Es para mí lo más bonito de la maternidad.”

*La fotografía no es de la persona que escribe.

Anuncios