Cuando nuestros hijos tienen su primer diente debemos empezar a convertir en costumbre mantener una la higiene bucodental, es nuestro deber, al igual que les enseñamos que hay que limpiarse las manos tras ir al baño, hay cosas que se deben enseñar porque es nuestro deber como MaPadres. Cuando hemos implantado unos buenos hábitos de higiene, al llegar a mayores, seguirán con ellos, no habrá discusiones por ello, ni se negarán a lavarse los dientes; huelga decir que nosotros, los padres y madres, debemos mantener esos mismos hábitos de higiene, como en todo debemos darles un saludable ejemplo.

Cómo limpiarles los dientes a los bebés

La salud de los dientes de los niños debe cuidarse desde el momento del nacimiento. Según informa la Academia de Odontología General, los hábitos para el cuidado de la dentadura deben empezar a desarrollarse cuando el bebé tiene seis meses, es decir, cuando empiezan con la Alimentación Complementaria y si tiene algún diente claro… si no los tiene a esperar.

Desde que aparece el primer diente es conveniente comenzar los hábitos de higiene dental, por si le sale antes de los 6 meses… Lo ideal es limpiarlos dos o tres veces al día, o después de cada comida, muy importante la noche y la mañana. Hay quien defiende el uso de un cepillo de dientes otros usar un trapito o gasa humedecidos con agua, de este modo limpiaremos suavemente los dientes y las encías. Los expertos recomiendan el uso de cepillo de dientes especial, y entre los 6 meses y los 24 meses dos veces al día con una pasta de dientes con 500ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante, no más.

12 meses
Cuando lleguemos a los 12 meses, más o menos, debemos usar un cepillo de dientes especial para niños, pequeño, suave, y que ellos mismos puedan manejar con facilidad. Sería ideal que ellos mismos eligieran, dentro de la oferta adecuada para ellos, el cepillo que desean. Que el cepillo sea manejable por ellos, no para que ellos se cepillen los dientes solos, es para que gradualmente y puntualmente, bajo nuestra supervisión, vayan adquiriendo la habilidad de cepillarse los dientes. Con la intención de la búsqueda de autonomía iremos explicando cómo es un correcto cepillado, de arriba abajo, luego de lado, por detrás de los dientes, en círculo… hacerlo como un juego ayuda y mucho. Dale el cepillo y dile ¿lo quieres hacer tú? Que lo haga un rato, y luego dile : ¿ahora me dejas un poco a mi? Yo lo hacía jugando, ahora con 6 años se los cepillan solos y correctamente, pero sigo supervisando el correcto cepillado ya que su salud bucodental es mi obligación y no puedes dejarles ahí solos en el baño confiando que haya seguido todos los pasos precisos, porque luego puede llegar la caries… Yo me cepillo los dientes con ellos, lo hacemos en familia, así veo que lo hacen correctamente y solos. Ellos me observan mucho, y cada movimiento que hago lo imitan. Ellos son los que cada noche me dicen: mamá hay que lavarse los dientes venga… Al niño le cuesta más, y algunas veces debo terminar el cepillado de sus dientes yo misma, me lo pide él, es como si le diera pereza… y si piden ayuda hay que darla, un día no me pedirá ayuda.

No debemos dejarlos solos cuando son pequeñitos, ya que, aunque le hayas explicado todo bien, no tendrá la coordinación de movimientos adecuada para cepillarse los dientes sin ayuda. Pero dejarles usar el cepillo solos un ratito es bueno para familiarizarse y practicar como he dicho antes, si no les damos un margen nunca aprenderán y serán independientes, a parte de fomentarles la autoestima claro.

El cepillo ha de ser suave, de cerdas flexibles. Se deben cepillar los dientes y encías entre los 6 meses y los 24 meses dos veces al día con una pasta de dientes con 500ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante, no más, dicho anteriormente.

24 meses

A partir de los 24 meses y hasta los 6 años usaremos una pasta de dientes con entre 1000 y 1.450 ppm de flúor e igualmente la cantidad del tamaño de un guisante. Las antidades deben ser respetadas ya que así no se dañará al bebé si traga algo de pasta accidentalmente.
Hay cremas dentales especiales para niños con ingredientes naturales. Los niños al principio sobre todo no saben escupir, enjuagarse la boca, y suelen tragarse la pasta… o lo hacen por probarla, muchas veces tienen sabores de fresa, plátano etc… si es una pasta especial, la adecuada, sabremos que, si se lo traga (que debemos procurar que aprenda a no hacerlo) no exista peligro.

36 meses
A los 3 años de edad suelen haber aprendido bien el proceso del cepillado, aunque, como en todo, cada cual tiene su ritmo… Las pastas de dientes suelen tener edades concretas, ve vigilando eso para variársela si es necesario. A esta edad (si queremos antes, en cuanto los dientes y muelas estén juntos) podemos empezar con el hilo dental, con nuestra ayuda y suavemente, nunca debe ser una tarea desagradable para ellos, así que canta, juega, cuéntale cuentos… haz de ese momento algo agradable, familiar.

Visitas al dentista

Lo habitual es que su primera visita al dentista sea a los 12 meses, y que el profesional nos aconseje en cada visita acerca del modo más adecuado de efectuar esta tarea, el tipo de pasta de dientes, la seda dental (cuando usarla), etc.
Debemos visitar al dentista en cuanto observemos alguna anomalía en la salida de los dientes, sangrado de encías, la aparición de caries, etc.

Alimentación
Algo muy importante es el cómo comemos, evitar alimentos azucarados como las papillas de cereales ¡sobre todo en la noche! que no son necesarias en su alimentación y saber que la Leche Materna NO produce caries, los biberones de leche artificial SI, que hay medicamentos azucarados que dados nocturnamente favorecen la aparición de caries sin ser nosotros conscientes… pero eso ya forma parte de unos hábitos de alimentación saludables, y hablamos de higiene, así que no me extenderé más.

Más información

Anuncios