Soy Clara y tengo un bebé de 17 meses a la que sigo dando el pecho.
La verdad que al principio fue bastante duro. Fue prematura, de 35+5, y al principio costaba que se enganchara. Yo tenía los pezones algo planos y me recomendaron el uso de pezoneras en el hospital. Aunque otras enfermeras me decían que usar eso no iba a ayudarme a que se cogiera después. Fui a un grupo de lactancia que organizaba el centro de salud y me recomendaron otras pezoneras… al final fue un gasto inútil. Dos que compré y lo único que conseguía es que se desperdiciara leche. Al final con esfuerzo y constancia conseguimos las dos establecer una lactancia normal sin necesidad de usar nada.
También tuve problemas con el sacaleches. Nunca me fue bien y no conseguía sacar nada para poder dejar si me ausentaba una hora para ir a comprar o algo… solo conseguí sacar bastante cuando se puso malita con bronquiolitis a los 3 meses y los mocos no la dejaban succionar. Pero la verdad que fue en balde porque tampoco succionaba del biberón así que leche que tiré.
La verdad que no me hubiera venido mal acudir a un grupo de apoyo para esos momentos de bajón porque ahora todo muy bien, pero al principio no hacía más que escuchar que si a lo mejor no tenía suficiente leche (mi suegra que me decía que como ella a lo dos meses ya no tenía suficiente a mi me podría pasar igual…   o mi cuñada que decía que ella no tuvo leche para sus hijos porque vio a su suegra y se le cortó… lo que me tocó escuchar), que le diera un biberón por la noche para que me dejara dormir… cuando empezó con la alimentación complementaria pues más de lo mismo… que como no le daba biberón de cereales (hice BLW), que lo que estaba haciendo con la niña era una barbaridad… que ya podría empezar a pensar en quitarle el pecho… en fin, menos mal que mi fuerza de voluntad es mayor que todo y no dejo que esas cosas me afecten de más.
Espero que sirva mi aportación.
Un fuerte abrazo
 

Clara Márquez González

Anuncios