”Querida” Samanta Villar me he enterado que hiciste, en un programa de máxima audiencia, semejante afirmación, la de que “Todos nos hemos imaginado tirando al niño por el balcón”, no sé quién te dio mi voz y mi voto, ya que afirmas que TODOS. Yo, como madre de dos y en solitario JAMÁS imaginé tirar a mis hijos por ningún balcón, si he de reconocer que me vi a mi misma tirándome por el balcón, eso si, YO, no mis amados hijos, y soy una madre tan imperfecta como me quieran calificar según me juzguen.

La maternidad es muy dura, es bueno contarlo, decirlo, yo nunca tengo problema en contar la verdad a las madres através de los medios de comunicación en redes pero no es admisible decir semejantes barbaridades que justifican a los que sí tiran a su hijo finalmente por un balcón… que los hay. ¿Tendremos que decir: pobrecit@s le sobrepasó la crianza? Hay problemas mentales que se tratan, solo hay que ir a un psicólogo, pedir ayuda profesional, porque una mente normal no tira o piensa tirar a su hijo por un balcón, por mucho que llore la criatura. Por cierto ¿sabes que llorar es su única forma de decirte: me pasa algo, necesito algo y solo te tengo a ti, y este lenguaje, que es mi   llanto? Eso si lo saben todos los PaMadres del mundo.

Yo no sé cómo te formaste previamente para tu maternidad, pero como yo son muchas las páginas que contamos la realidad de la dureza de la maternidad. Igual que, supongo, concienzudamente te formaste como periodista ¿no creíste importante formarte como futura madre? Hay cientos de fuentes fiables para ello, libros, expertos y expertas… hay grupos de madres que dan apoyo y sostén en la dureza del puerperio, de la crianza, para que no desees tirar a lo que más amas por el balcón. Por cierto ¿alguna vez has deseado tirar a otro ser humano por el balcón o solo a tus bebés?… Adolecemos de un férreo adultocentrismo, e imponemos nuestro bienestar al del menor, cuando somos MaPadres entramos en un proceso en el que hay un ser que depende de nosotras/os, está desvalido, e igual que en tus documentales has sentido compasión y has ayudado o pedido ayuda para los desvalidos ¿por qué no te nace ese mismo sentimiento ante tus hijos?

Cuando, al parecer, el pasado viernes, en Sálvame Deluxe, te entrevistaron dijiste que “Se ha dejado de lado lo que también conlleva la maternidad, que son los inmensos inconvenientes y el extraordinario sacrificio que significa. Y está bien que empecemos a hablar de ello”, estoy de acuerdo, pero no eres la primera, hay muchos libros que hablan de ello sin adultocentrismo “La maternidad sin tabúes” de Nohemi Hervada por ejemplo. Cuando te preguntaron qué era lo peor de la maternidad para ti sentenciaste: “Cuando dejas de dormir, esto te lleva a una situación límite física y psicológicamente, ¿por qué no podemos hablar de esto? A todas las parejas les ha pasado en algún momento que se imaginan que tiran al niño por el balcón porque ya no pueden más”. ¿Qué futuro padre o madre cree que va a dormir con un bebé? ¿Tal era tu desconocimiento? ¿Cuántas veces no has dormido porque realizabas un documental?… Yo he estado sin dormir más de 2 horas seguidas casi 5 años, por partida doble, sola, tú no estás sola, y he tenido que trabajar al día siguiente, como has debido hacerlo tú para escribir y seguir con tu profesión, cosa que me parece perfectísima. He ido caminando por la calle y lo he hecho dormida ¡y porque me avisó quien iba conmigo! ¡Claro que es duro! Pero no deseas tirar a tu bebé o bebés por ningún sitio, sabes que ese periodo pasará, puedes pedir ayuda, tienes ayuda… Incluso te puedes costear una persona en casa, cosa que la mayoría de las madres no, sobre todo si somos madres solteras…

Ser madre no es obligatorio, hoy día podemos decidir, ¿tú fuiste obligada? ¿Cuánto dinero te están dando tus hijos a costa del libro que has escrito o entrevistas concedidas? ¿Cuánta polémica vas a crear para rentabilizar más tu “durísima maternidad”? ¿Qué tal si dejamos que la sociedad se adapte y acepte a los menores, que son los recién legados, en vez de que éstos sean cómo las necesidades del adulto precisan? ¿Qué tal si los adultos nos dejamos de mirar el ombligo y miramos más a la necesidad emocional de nuestros hijos e hijas?

Tal vez, digo tal vez, sea yo la rara, la que nunca ha pensado en tirar por el balcón a nadie y menos a mis hijos, quizá soy yo la que no entiende que en la maternidad es normal: querer tirar por el balcón a los hijos. Quizá yo, con 4 hijos, no he entendido aún nada y deba aprender de tu sabiduría maternal, ya que crees que cuentas lo que todas callamos… quizá yo soy intolerante con quien desea tirar a niños por el balcón o que piense siquiera hacerlo, no sé, es como el maltratador que mata a su mujer y luego se suicida, yo en mis momentos de desbordamiento, que los he tenido como todas y todos, solo he pensado en tirarme yo, nunca en tirar a otros, quizá soy incapaz de pensar ciertas cosas, pero solo desearía que no digas TODOS, porque todos y todas no pensamos en tirar a nuestros seres queridos por el balcón cuando no podemos soportar la tensión, en mi nombre no hables por favor.

Gracias y te deseo que pronto empieces a disfrutar de lo bueno de la maternidad, que también hables de ello, que alientes a las madres y no solo las hundas, que des apoyo y alternativas, que no sean pensar en tirar “niños”. La tarea de maternar es dura, pero muy gratificante, si la entiendes finalmente…

Mayka Martín

 

 

 

 

 

Anuncios