¡Ay!, cómo molesta que el niñ@ de más de 2 años tome teta

Cómo molesta porque no cumple con el canon social

Aunque si que cumpla con la recomendación médica internacional

¡Ay! Qué triste que nos juzguemos, que condenemos al niñ@

Niñ@ que aún necesita la Leche Materna y el apego

A la leche envasada de otra especie explotada y llena de sufrimiento

Y que es robada a su propias crías sin que a nadie importe…

¡Ay!, cómo duele que nos hayamos desnaturalizado tanto

Que las grandes marcas de productos infantiles

Nos hayan borrado el instinto mamífero y el de tribu…

¡Ay!, pobres niñ@s que tienen que soportar miradas de asco, juicios,

Niñ@s que no entienden porqué son mirados con esos ojos

Cuando hacen tan solo lo que su cuerpo e instinto les dicen.

¡Ay!, pobres madres que tenemos que ocultarnos

Y si nos atrevemos a dar el pecho donde nuestro hijo “mayor” pide teta,

Tengamos que justificarnos y sacar a la OMS para salvarnos de la quema…

Y a pesar de ello, ardemos en la hoguera de las radicales…

¡Ay!, dejadnos hacer lo que nos salga de las tetas por favor

Que jueces, juezas e inquisidor@s ya sobran en el mundo sobre el cuerpo femenino

Sobre los derechos de la infancia, y todo lo que sea maternidad.

Sobra adultocentrismo y empujones para que se despeguen de nuestros pechos

De nuestro vientre, de nuestros brazos, de nuestro apego…

¡Ay!, ¿no ven que por eso el mundo está carente de apego, de amor, de empatía,

De sentimientos y de sensibilidad, del lado femenino de las cosas?

¡Dejad que mamen ese respeto, esa entrega, ese amor infinito que yo siento cuando amamanto!

¡Ay!, el machismo que no se ve pero se siente ¡cuánto duele recibirlo de otras mujeres!

Y a pesar de todo, cada vez más, hacemos lo que nos sale de las tetas

Porque somos luchadoras y no hay ley, mirada, que nos frene

Ni mucho menos un perjuicio en su salud mental y física por darles:

¡HASTA QUE ME SALGA LECHE DE LAS TETAS Y MI HIJ@ LA QUIERA!

No sabéis lo que es que recuerden ser amamantad@s, la conexión,

Lo que ello beneficia emocionalmente, la herencia de memoria de mamífero que dejamos

La herencia de apego seguro que le queda grabado en el subconsciente

Memoria de amor, de calorcito, de leche tibia con sabor a mamá, a entrega maternal…

A lo que biológicamente necesitaba recibir como especie para crecer sano y feliz,

Hasta que madre e hij@ deseen…

 

Mayka Martín

Anuncios