Mira que se ha dicho y redicho que no hay que sexualizar los juegos, que niños y niñas pueden jugar con todo lo que no requiera el uso de genitales, es decir, no hay juguetes de niño o de niña, pero aún siguen campañas y anuncios que discriminan y encaminan a los menores a jugar con un juguete u otro.

Yo, que me pasé mi infancia jugando con los chicos, al fútbol, al balonmano etc soy una mujer de lo más normal, el juego desarrolla, es aprendizaje, y no podemos conducir a los niñ@s hacia unas vías u otras, hay que experimentarlas todas para tener un entendimiento INTEGRAL de la sociedad en la que estamos. No podemos por lo tanto conducir tampoco a que los niños si juegan y les gusta el fútbol, y a las niñas no, ¡con lo bueno que es cualquier deporte! para niños y niñas, por supuesto para adultos también.

Muchas niñas desean usar coches de carreras, muchas odian la cocina. Muchos niños adoran cocinar y ni caso hacen a los coches ¿qué pasa que esos niños y niñas no son normales? Lo que no es normal es que en pleno siglo XXI sigamos permitiendo este tipo de propaganda sexista, machista, la mujer a la cocina y el macho al coche… por favor… señores de las grandes empresas, porque pocas mujeres directivas hay, cambien el chip, que las madres conscientes no tenemos miedo a que nuestras hijas den patadas a un balón o se pongan a usar un coche de carreras, así como nos encanta que nuestros hijos varones jueguen a las cocinitas o se vistan de Frozen, porque es eso juego, aprendizaje y nutre con plenitud su desarrollo. Si hacen las cosas bien van a vender más, ya lo verán, aunque sea por eso, que es lo que les interesa, dejen de hacer publicidad sexista para los niños y niñas, que el mundo cambie, que la violencia para con quien sea acabe, que los roles los construye la sociedad, que las mujeres no venimos cocinillas de serie, ni los niños corredores de coches… Lean algo de psicología infantil para dirigirse a los menores y sean responsables.

Anuncios