¿Cuántas veces hemos oído esto? de la familia, de amigos, de un camarer@… ¡Ya está bien!

Ante estas cosas no debemos callar, debemos responder y contundentemente, porque a veces viene seguido de un ¿me das un beso? A mi me ha pasado, y mi explicación a mis hijos es que los besos y abrazos no se compran, no se dan cosas a cambio de ellos. Así contestan ellos ante una situación así ahora que tienen 7 años:

“No lo quiero porque los besos no se compran. ¿Los tuyos si? Los míos valen tanto dinero que nadie puede comprarlos”

Ante el “si te lo comes todo…” me suelen mirar, como buscando fuerza y contestan:

“No, no quiero más”

-¿No está bueno?

“Si, pero no quiero más”

-Pues te quedarás pequeño/enfermo/malito/etc

“Eso es mentira, se come hasta que la tripa dice no y tu no escucha mi tripa…

Suelo acabar interviniendo y diciendo no, no quiere más y ellos mandan en su apetito, muchas gracias por su interés. Me miran mal, pero me interesa más la mirada de mis hij@s… Lo increíble es que nunca nos pidan permiso a los MaPadres antes de chantajear a nuestros hijos u ofertarles una chuche…

Y es que si se ha respetado su autorregulación saben bien hasta dónde comer, y el qué. Igual que un animal criado en libertad. Un animal en libertad no es obligado a comer nunca por sus MaPadres, ni nadie se mete en sus crianzas… crecen sanos, fuertes, e independientes… los humanos, por consumismo y manipulación de la madre (normalmente) está enseñado a hacer comer a sus crías y de más (un bebé gordito está bien criado), cuando ésto, salvo enfermedades, no es nunca necesario, todo lo contrario, la obesidad infantil es un grave problema que se arrastra en la edad adulta.

Defiende sus derechos

Y es que nuestros hij@s deben sentirse respaldados, desde que nacen, para que cuando empiecen en segundo septenio (más de 7 años), ya sepan defenderse solos de estas coacciones, métodos muy usados por pederastas y pedófilos por cierto, ya que acceder a estos chantajes les dejan expuestos a sus métodos de coacción con los niñ@s.

Así que no calles, da respuestas mientras ellos sean pequeños, con tu ejemplo aprenderán a defenderse más adelante, y entenderán, que en verdad, el amor ni se compra ni se vende.

Anuncios