Según la última estadística del Registro Unificado de casos de sospecha de Maltrato Infantil, unos 37 niños son cada día víctimas de los malos tratos en el ámbito familiar en España, más de 13.800 al año.
En 2017 se interpusieron 37.000 denuncias por delitos violentos contra menores de edad y en lo que va de año un total de 18 niños y niñas han muerto por causas violentas ¿qué tipo de sociedad y futuro estamos construyendo? ¿por qué tratamos así a nuestras crías?

La  Plataforma de Infancia con motivo del Día Universal de los Derechos de la Infancia, ayer, apuntó que en los últimos seis años han fallecido en España casi 120 de menores y que de todas las denuncias por abusos sexuales presentadas el año pasado, la mitad tenía a un menor de edad como víctima.
La Plataforma de la Infancia presentó su informe «Violencia Game Over», en el que se recogen testimonios y opiniones y propuestas de cerca de 600 menores de entre 4 y 17 años.
Dicho informe deja al descubierto que niños, niñas y adolescentes, por mero hecho de ser «pequeños» sufren situaciones de violencia en distintos ámbitos. Los adolescentes señalan la calle y los centros educativos como los lugares donde más horas pasan y donde se producen más situaciones de maltrato contra ellxs. «Sus compañeros se ríen de ella y la insultan, a veces llora en el cuarto de baño del instituto», apunta un testimonio.
Sobre los casos de «bullying» afirman que no hay nadie preparado que les ayude a largo plazo, por lo que piden mayor formación para ellos y para sus profesores. También piden poner la atención no solo en las víctimas, sino también en los acosadores, para que entiendan que «lo que hacen está mal y no tienen que hacerlo».
En más de un tercio de los perfiles señalados por los chicos y chicas señalan lo «feo» y lo «diferente», las características físicas y los rasgos del carácter -timidez, tristeza, negatividad- como algunos de los motivos por los que un niño o niña sea agredido.
Tristemente el racismo, la LGTBIfobia y el machismo son motivo de causa de violencia contra la infancia: «Es un niño de otra raza que es muy moreno, al que juzgan, insultan, pegan y discriminan»; «Tiene brackets, es muy delgado y tiene una verruga en la nariz», o «Le gusta jugar al fútbol y es la única chica en el equipo».
No solo en casa o en el colegio existe esta violencia, los jóvenes encuestados afirman que los parques y los centros comerciales son otros espacios donde se ejerce esa violencia. Pero el lugar más destacable, por desgracia, es el hogar, luego se sigue con los entornos laborales de niños y niñas modelos, actores y actrices y los espacios fronterizos.
Estos menores encuestados han creado un juego interactivo «Last scape» (última escapada), mediante el cual han aprendido cuáles son sus derechos y han creado escenarios, personajes, pócimas y herramientas para escapar de una situación de violencia.
Mayka Martín Asesora de Lactancia, de Baby-Led Weaning -BLW-  (autora del libro “Tu hijo sabe comer solo”, asesora de crianza respetuosa y acompañamiento MaPaternal.
Anuncios