La pedagogía nunca ha sido parte ausente del estado, más bien han buscado manejarla ávidamente desde él, por lo tanto, las distintas ideas políticas han “metido mano” en la forma de criar y educar a los hijxs, sobre todo cuando se dio vía libre a la escolarización obligatoria. Para el estado son futuros obreros, números, ingresos presupuestarios futuros. Para nosotros, sus padres y madres son nuestras vidas, por ello es tan importante estar muy concienciados de esto, para evitar que los adoctrinen y controlen, para evitar que les vacíen el espíritu propio para llenarles de sus ideas, sean cuales sean y más si están alejadas de nuestros valores familiares personales de respeto, libertad y tolerancia.

La Crianza con Apego Natural intenta huir de los adoctrinamientos, pero siempre existe y existirá una influencia en los niños y niñas. El simple hecho de inculcar valores de respeto, tolerancia, solidaridad o libertad de pensamiento ya es influenciarles. Desde luego son Valores positivos, pero son influencias.

Cada familia, con su modelo de ser, criará de un modo u otro, pero dentro de esos valores respetuosos para con el resto de los seres humanos. Decir, afirmar, que la crianza y educación no son política, o no tienen nada que ver con ésta, es estar muy ausente de la realidad, o ser desconocedor de la existencia de un Ministerio de Educación que impone unas pautas y libros determinados cuyo contenido ha sido autorizado -o no- para que nuestros hijos e hijas aprendan lo que ellos creen que deben. No nos consultan, ellos deciden, para bien o para mal, y el examen y las notas calificarán al mejor “ciudadano” para la política reinante.

Desde la Crianza con Apego Natural se impulsa una educación, o pedagogías lo más respetuosas con el Ser único que es cada niño o niña y de éstxs con sus congéneres; que su vivencia, dentro de la sociedad, esté repleta de valores positivos, esto es: tolerancia, respeto, solidaridad, ser dialogante y empáticx, hay más valores positivos, pero no vamos a enumerarlos todos obviamente.

Hay diferentes pedagogías respetuosas, unas algo más influenciantes que otras, porque todas conducen hacia un camino u otro, hacia el individualismo o hacia el comunitarismo, hacia la empatía o hacia el egoísmo, etc… Nosotrxs, lxs MaPadres respetuosos ya he comentado que buscamos los valores positivos, y la búsqueda de una educación libertaria que interfiera lo mínimo en la personalidad y creatividad del niñx. Ello no interesa a los estados, a las políticas, pues son seres humanos y no ciudadanos marioneta, serán adultos con mente crítica y no crédula con los medios de información de masas. No votarán cada x años sin repensárselo mucho… si es que votan.

La Crianza con Apego Natural es en sí misma, como obviamente se entiende, lo más natural posible y por lo tanto respetuosa con el niño o niña, la naturaleza y su naturaleza por consiguiente. Con ello se pretende una renovación social y por ende incluso política, que desembocaría en un cambio revolucionario pacífico y amoroso mediante la acción individual o colectiva de seres humanos empáticos, críticos, sanos mental, emocional y físicamente, y no traumados por los gritos, castigos y autoritarismo.

Los puntos en común de las diferentes pedagogías respetuosas son los de conseguir métodos de aprendizaje en el que la persona pueda desarrollar sus aptitudes libremente, sin autoridad impuesta. Por lo tanto, huirán de políticas autoritarias, discriminatorias, opresoras… que asolan cada vez más nuestros respectivos países o comunidades humanas y desde luego no formarán parte militante de éstos. Al igual, nosotrxs, sus MaPadres, no deberemos dar el mal ejemplo de hacerlo.

Muchos iconos de pedagogías respetuosas han sido perseguidos políticamente, María Montessori, Rudolf Steiner, A.S. Neill, Iván Illich…, incluso se persigue el homeschooling (que pregunten a los MaPadres que lo llevan a cabo), todo lo que se escape al control del estado será perseguido.

¿Qué la crianza y la educación no tiene que ver con las políticas? ¡Ojalá! Pero a los ejemplos dados me remito. Nosotros, los MaPadres actuales estamos realizando un movimiento revolucionario criando con apego natural sin ser conscientes, nuestros hijos e hijas harán lo que crean según nuestro ejemplo, enseñanzas y el propio entendimiento individual del mundo, habiendo sido criados lo más respetuosamente posible, con este mundo. Por ello confío en que cosas como el racismo, la xenofobia, el fascismo, la violencia ideológica de cualquier tinte ideológico, las dictaduras, la misoginia y machismo, el hembrismo y misandria, la LGTBTfobia, las persecuciones religiosas, y tantos radicalismos acabarán por desaparecer, o eso pretendemos desde la crianza con apego natural. Niños felices, respetados, que serán adultos sanos sosteniendo un mundo en proceso de sanación.

Mayka Martín

Anuncios